BLOQUE UNITARIO SE OFRECE COMO ALIADO DEL PRESIDENTE SOLÍS

Sindicatos buscan más protagonismo en la agenda nacional y del Gobierno

Sindicalistas piden ser consultados y escuchados en temas como empleo, educación y concesiones de obra pública.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los gremios de trabajadores agrupados en el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense pretenden recuperar su papel en la agenda nacional. 

Para eso piden espacio de diálogo y escucha al Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís.

El Bloque tuvo el lunes su primera reunión con el mandatario, augurio que sirve al sector gremial para pensar en aliarse con el Gobierno después de las tensas relaciones con las dos últimas administraciones, Arias Sánchez (2006-2010) y Chinchilla Miranda (2010-2014).

Si bien la del lunes fue la primera reunión entre el Bloque y el presidente Solís, esta no fue la primera ocasión en que el Gobierno dio un espacio de importancia en su agenda al sector sindical.

El antecedente lo construyó el diputado Henry Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC), quien con tan solo unas horas de haber asumido la presidencia de la Asamblea Legislativa se reunió para prometerles a un grupo de sindicalistas que el Gobierno de Solís levantaría el veto a la reforma al Código Procesal Laboral, lo cual aún no es un hecho.

Sin embargo, la señal de interés en el sector la recibieron los líderes gremiales con vítores y halagos hacia el legislador, e implicó el primer paso del estrechamiento de una relación Gobierno-sindicatos que antes y durante la campaña política no fue especialmente vistosa.

Desde mayo, cuando tomó las riendas del Poder Ejecutivo, Luis Guillermo Solís ha tenido que enfrentar pocos obstáculos puestos por el sector sindical; el más importante fue la huelga de educadores por el retraso en los pagos que debía efectuar el Ministerio de Educación Pública (MEP), movimiento que en principio contó con el apoyo presidencial.

Después, las relaciones entre Casa Presidencial y los sindicatos han sido cordiales.

"Si el Gobierno nos escucha en temas como la educación, la salud y las concesiones, no tendremos ningún motivo para tirarnos (a protestar) a la calle", subrayó Xiomara Rojas, secretaria General del Sindicato Independiente de Trabajadores Estatales (Siteco).

Rojas considera la coyuntura actual como una oportunidad para que el Gobierno se haga con un "socio" de peso en su propuesta por cambiar los paradigmas sobre cómo se gobierna Costa Rica.

Se ven nuevos acercamientos entre Gobierno y sindicatos en el horizonte, específicamente para discutir el documento donde los trabajadores piden al Gobierno definir su apoyo a temas como la definición de una política de salarios reales crecientes, medidas para frenar el costo de la vida, las concesiones, soberanía alimentaria y reformas fiscales progresivas, entre otros. 

Con la propuesta, el sector sindical intenta abrirse un espacio entre las prioridades del Gobierno, algo que no fue lo usual durante los últimos 12 años. 

Sostenbilidad y financiamiento