TLC con Colombia recibe dictamen positivo en comisión legislativa

Ahora proyecto debe ser debatido en el plenario para su eventual aprobación


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Comisión Permanente Especial de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior de la Asamblea Legislativa dictaminó de forma positiva el Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Colombia, en su sesión de este miércoles.

Ahora corresponderá al plenario legislativo incluir este proyecto en el orden del día y dar debate a este acuerdo para su eventual aprobación.

"Este dictamen es un paso importante en el proceso de aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Colombia", dijo Anabel González, ministra de Comercio Exterior.

Según la funcionaria, con este acuerdo se busca brindar un marco jurídico estable a la relación comercial entre ambos países y mejorar las condiciones de comercio e inversión, a fin de aprovechar las oportunidades que ofrece Colombia.

"Es un paso importante en el fortalecimiento de nuestras relaciones con las economías emergentes de América del Sur. Confío que el acuerdo avance a buen paso en el Plenario Legislativo a fin de que productores, exportadores, importadores, inversionistas y consumidores puedan empezar a sacar provecho de los beneficios del acuerdo", agregó González, en un comunicado.

El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) defiende que en la negociación de este tratado se lograron condiciones favorables de acceso para los productos costarricenses al mercado colombiano, incluyendo ingreso libre de aranceles, para productos como: follajes, frutas, té, especias, semillas oleaginosas, pan congelado, puré de banano, pastas de arroz, aceite de oliva, preparaciones de palmito, dispositivos médicos, medicamentos y neumáticos para autobuses, entre otros.

Comex resaltó que Colombia representa un mercado atractivo para Costa Rica pues tiene dimensiones comparables a las de Centroamérica, con un tamaño de población parecido –cerca de 46 millones de personas-, pero con un poder adquisitivo superior, que ronda los $8.000 per cápita, que es 2,8 veces mayor al del promedio centroamericano.

Este tratado tiene oposición de los empresarios del sector industrial de alimentos.

Sostenbilidad y financiamiento