Ted Cruz desprecia a Donald Trump y descarrila convención republicana

Donald Trump aceptará su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos este jueves


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Cleveland, Ohio - El derrotado aspirante presidencial estadounidense Ted Cruz sembró el desorden en la convención republicana este miércoles al despreciar al candidato oficial del partido, Donald Trump, y dejar algo bien claro: las heridas en el partido están abiertas.

Cruz fue recibido con aplausos en el escenario, pero el ambiente entre los delegados pronto viró hacia los abucheos cuando era claro que el senador por Texas no acudió a Cleveland a respaldar a su antiguo rival.

Ted CruzTed Cruz, exprecandidato presidencial por el Partido Republicano, rechazó su apoyo a Donald Trump. (Fotografía: AP).

Donald Trump añadió dramatismo al momento, entrando a las tribunas del Quicken Loans Arena poco antes de que Cruz terminara su discurso, calmadamente observando la escena de delegados atizados por los comentarios del senador.

LEA: Republicanos tratan de mejorar imagen de Donald Trump

"La arena estaba llena, totalmente electrificante", escribió luego en Twitter.

"Merecemos líderes que defiendan principios, que nos unan alrededor de valores compartidos, que prefieran el amor a la rabia", declaró Cruz, en esencia describiendo a alguien que no es Trump.

"Si aman a su país y aman a sus hijos como sé que lo hacen, exprésense y voten por su conciencia", dijo CRuz.

En víspera del gran show final de los republicanos, Donald Trump aterrizó de manera espectacular en Cleveland, esperando sumar más voces del partido en apoyo a sus sueños de llegar Casa Blanca.

Pero la temeridad de Cruz aguó la fiesta de una convención republicana concebida para coronar al nuevo líder oficial del partido y fomentar la unidad, pero que de hecho exhibió grietas desde la jornada inaugural.

LEA: Pensando en su futuro, algunos republicanos evitan Cleveland

Una ruidosa y furiosa rebelión erupcionó el lunes, cuando delegados antiTrump protestaron contra un procedimiento de debates, viendo sus ilusiones de bloquear la candidatura de Trump desvanecerse.

Una polémica surgida por las acusaciones de plagio alrededor del discurso de su esposa Melania Trump también amenazaba con arruinar el ambiente de celebración.

Luego de negar toda falta o responsabilidad, la campaña emitió un comunicado, en el que una integrante del equipo de Trump admitió haber usado frases de Michelle Obama para armar el discurso que ofreció la exmodelo eslovena.

Trump ya parecía dejar todo ese caos atrás el martes, cuando el magnate de 70 años fue aclamado, como manda la tradición, como el candidato presidencial del "Grand Old Party" por los delegados en la convención.

Los responsables de la campaña de Trump desestiman toda insinuación de fracturas.

"Este es el partido de Trump ahora", dijo a la cadena CBS el miércoles su principal asesor, Paul Manafort, afirmando que la asimilación entre el partido Republicano y la campaña del magnate ha sido "perfecta".

El gobernador de Indiana, Mike Pence, aceptó formalmente la investidura republicana como candidato a la vicepresidencia en los comicios de noviembre, ofreciendo un claro respaldo a Trump en la convulsa jornada.

"Ustedes han elegido para presidente a un hombre que nunca se rinde, que nunca decepciona, un luchador, un ganador", dijo Pence en un largo discurso.

"Hasta ahora (Trump) lo ha hecho todo por su cuenta, contra todo pronóstico, pero esta semana, este partido unido lo respalda y el 8 de noviembre sé que vamos a elegir a Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos", dijo este conservador de posturas antigay y antiaborto, y prácticamente un desconocido a nivel nacional.

LEA: #EF Explica la Convención Nacional del Partido Republicano

Fiel a su personalidad de showman, Trump aterrizó en helicóptero en Cleveland, saludando a sus seguidores, emocionados de estrechar la mano con el empresario que promete "devolver la grandeza a Estados Unidos".

Su discurso el jueves cobra ahora mucho más valor, su última oportunidad para cerrar las grietas del partido y catapultar su candidatura a los comicios del 8 de noviembre contra la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

"Lo que comienza en Cleveland terminará en la Casa Blanca", dijo Pence más temprano.

En las calles de Cleveland, un grupo de manifestantes marchó este miércoles en protesta contra las políticas migratorias del candidato republicano, que promete deportar a los 11 millones de indocumentados en el país. Algunos desplegaron un "muro" de tela con inscripciones como "Aíslen a Trump".

La feria del folclore republicano, híbrido de mercado popular y corte de los milagros, culminó así su tercera jornada en la fortificada Cleveland, Ohio, donde 18 personas fueron arrestadas tras un choque entre manifestantes y policías, el primer real altercado tras dos días de exiguas y pacíficas marchas.

Sostenbilidad y financiamiento