Unión Europea alcanza solución amistosa con China en disputa sobre paneles solares

Los exportadores chinos de paneles solares ofrecieron un acuerdo de precios, cuyos detalles se conocerán posteriormente. 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Unión Europea (UE) llegó a una "solución amistosa" con Pekín sobre la importación de paneles solares fabricados en China, una disputa que amenazaba con convertirse en una guerra comercial. 

"Encontramos una solución amistosa en el caso de los paneles solares UE-China que conducirá a un nuevo equilibrio de mercado a nivel de precios sostenibles", indicó el sábado el Comisario Europeo de Comercio, Karel De Gucht, en un comunicado. 

De Gucht indicó que "tras semanas de intensas negociaciones" después de la decisión de la UE de imponer derechos antidumping provisionales, los exportadores chinos de paneles solares ofrecieron un acuerdo de precios, cuyos detalles se conocerán posteriormente. 

Este compromiso no está orientado "a fijar los precios en niveles específicos, sino más bien a impedirles que caigan por debajo de un precio mínimo". Las empresas exportadoras chinas que participen en este acuerdo estarán exentas de los aranceles antidumping, según el comunicado. 

Los términos del acuerdo "tienen en cuenta circunstancias particulares y únicas del mercado de los paneles solares, incluida su evolución durante los últimos años". Este compromiso busca "establecer un equilibrio entre dos elementos clave: eliminar el dumping perjudicial constatado y asegurar al mismo tiempo un abastecimiento de paneles solares estable en el mercado de la UE". 

En los hechos, esto significa que los exportadores chinos se comprometen a respetar un precio mínimo y, de ese modo, a suprimir "los efectos perjudiciales del dumping".

El comunicado agrega que los detalles del acuerdo se publicarán más adelante, ya que antes habrá de ser aprobado oficialmente por los países miembros de la ONU.

Fuentes diplomáticas afirmaron que el precio mínimo de un panel equivaldrá a 56 centavos de euro por vatio que pueda generar. Este precio mínimo se aplicará a los siete primeros gigavatios (un gigavatio equivale a 10.000 millones de vatios) de paneles solares importados.

La organización EU ProSun, que reagrupa a los fabricantes europeos de paneles solares, ya había indicado que un compromiso de este tipo era "absurdo" debido a que prevé un precio mínimo de venta en Europa inferior al que se practica actualmente, 59 céntimos de euro por vatio, el cual ya es considerado como dumping.

El gobierno chino saludó este sábado el acuerdo. "La conclusión positiva y constructiva de nuestras negociaciones demuestra plenamente una actitud pragmática y flexible de ambas partes y una sabiduría en la resolución de estos diferendos", declaró Shen Danyang, portavoz del ministerio de Comercio chino.

China también está dispuesta a "promover más los intercambios y la cooperación con la parte europea en el campo del la industria fotovoltaica", agregó Shen.

El ministro de Economía alemán, Philipp Rösler, cuyo país se oponía dentro de la UE a los aranceles antidumping, también saludó el acuerdo: "Siempre hemos recalcado que una solución negociada era mejor que un conflicto, el cual hubiera sido perjudicial para las relaciones económicas. Espero que esta disputa se termine rápido de modo amistoso", afirmó.

En junio, Bruselas impuso un arancel antidumping provisional del 11,8% a las importaciones de paneles solares de China, el cual debe ascender hasta el 47% el 6 de agosto. 

China produce más del 70% de los paneles solares y cuenta con la mayoría de los grandes fabricantes mundiales. 

El contencioso sobre los paneles solares y otros diferendos entre la UE y China se agravaron a principios de este año, creando el temor de que estas dos grandes potencias se vieran involucradas en una guerra comercial.  

Sostenbilidad y financiamiento