Ventanilla de Comercio exterior VUCE 2.0 opera a medias

Firma digital para empresas, pagos en línea y 39 notas técnicas están aún pendientes de concretar

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Aunque se anunció para operar a partir de marzo pasado, la Ventanilla Única de Comercio Exterior VUCE 2.0 funciona a medias y no trabajará al 100% sino hasta finales de año.

La plataforma modernizará los servicios que la ventanilla presta desde 1996, mediante la digitalización de casi todos los trámites para exportar e importar.

Esta automatización permitirá atender gestiones las 24 horas del día, eliminar el uso de papel y reducir los costos y tiempos en un 90%. Sin embargo, esas promesas aún no se cumplen pues quedan procesos pendientes.

El portal incluye la automatización de 44 notas técnicas (permisos según sector), un módulo de declaraciones únicas aduaneras y un sistema nuevo de registro único exportador.

A la fecha, lo que está listo para tramitarse digitalmente son cinco notas técnicas. Entre ellas las notas de exportación de productos agrícolas, exportación café, exportación agroquímicos, y las de exportación e importación de semillas.

Aunque a primera vista 5 de 44 notas técnicas parecen poco, estas concentran el 80% de todos los trámites que debe hacer el sector comercial, explicó Jorge Sequeira, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), quien lidera el proyecto.

También está en línea para su uso, desde hace dos meses, el Registro Único de Exportadores (RUE), donde ya hay 2.116 empresas que migraron al sistema.

Junto a estos avances, hace dos semanas la Dirección Nacional de Aduanas certificó las Declaraciones Únicas Aduaneras (DUA) de exportación y reexportación del régimen definitivo, por lo que ya se puede hacer el trámite digitalmente.

En contraposición, quedan pendientes tareas en tres áreas, una labor que la Promotora espera finalizar en igual número de meses.

Encabezando la lista de pendientes está la digitalización de las 39 notas técnicas que faltan, entre estas las de exportación de textiles, exportación e importación de munición, productos de pesca, importación de productos de origen animal y los de origen vegetal.

En este trabajo participan 16 instituciones del Estado, como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y la Oficina de Semillas, entre otros.

“Se le está dando prioridad a las notas técnicas de exportación. Cuando atendamos las de importación lo haremos con las que impactan más”, dijo Marvin Salas, gerente de Ventanilla Única de Procomer.

Los empresarios o las agencias aduanales tampoco pueden hacer los pagos de los trámites directamente desde la ventanilla, como se tiene contemplado.

En la actualidad lo que permite la herramienta es subir en el mismo software la imagen del pago efectuado por aparte.

A estos dos aspectos se une que para el uso de la plataforma se requiere contar con una firma digital. Hasta el momento la Promotora solo tiene registradas 30 entre compañías y agencias aduanales.

“La firma digital no está en manos de Procomer. Hemos impulsado que las empresas la adquieran, pero hay una presa en los bancos”, dijo Marta Castillo, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara de Industrias (CICR).

La cámara no ha estado sola en esa labor de difusión.

Sequeira dijo que tienen dos años de publicar anuncios y enviar correos sobre la creación de la VUCE 2.0 para que las corporaciones obtengan la firma digital. No obstante, el proceso ha sido muy lento.

Empresarios a la espera

A pesar del atraso, Sequeira afirma que son “plazos normales para la envergadura del proyecto”.

“El tiempo es apenas el justo. No creo que haya sido lento, se ha trabajado muy intensamente para sacarlo en estos plazos”, añadió Sequeira.

Por su parte, representantes del sector empresarial y empresarios consultados por EF, coinciden en que esperaban que la ventanilla ya estuviera en operación total. Especialmente después del evento de lanzamiento del portal realizado en febrero pasado.

“Recibimos con mucho agrado el proyecto, pero nos preocupa que todavía no se esté utilizando por la mayoría de los sectores, pues se hizo una inversión muy grande”, dijo Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco).

La inversión en la modernización de la VUCE fue de $2 millones, de los cuales, $650.000 provinieron de una cooperación no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ejecutivos como Francisco Arias, gerente de Relaciones Corporativas de Dos Pinos, reconocen que se han venido finiquitando etapas.

“No es un software sino un programa más complejo que va por etapas. Se requiere el trabajo de varios actores, eso complica los procesos”, aseveró Arias.

El arranque definitivo es esperado con ansiedad debido al desahogo que traería para el sector.

Carlos Mateo, gerente general de Sweetwell, aseguró que cuando la ventanilla esté operando facilitará el funcionamiento de la empresa.

Igual impresión comparte Milagro Sibaja, encargada de exportaciones de la agencia aduanal Logística Internacional, quien aseguró que requieren de capacitación para aprovecharla.

“Sabemos que todo será de forma digital, pero no nos han explicado nada”, añadió.

Las altas expectativas del sector con respecto al impacto de la ventanilla en sus operaciones parecen estar justificadas.

Un estudio de la universidad Georgia Tech determinó que con el sistema en pleno funcionamiento el ahorro anual para los exportadores será de $10 millones en salarios y logística y 3,2 millones de horas en tiempo total .

Esto es una contribución de peso a la competitividad de quienes colocan sus productos en el mercado global .

Sostenbilidad y financiamiento