Viene pulso por política de visas

Apertura comercial trae a discusión forma en que se movilizarán los empresarios e inversionistas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Miguel Miranda, dueño de Mondaisa, estaba ya listo para abordar el avión que lo llevaría a Perú donde está amarrando negocios para exportar su producto.

Sin embargo, el empresario tuvo que desistir del viaje porque no contaba con la visa que le exige ese país a los costarricenses.

No sabía y tampoco nadie le advirtió de que para viajar a Perú se requiere de la visa, que fue impuesta por ese país en reciprocidad a la que Costa Rica creó por control migratorio.

Tras hacer gestiones rápidas, con ayuda de la Cancillería y de la embajada de Perú, Miranda logró su pase y abordó un vuelo horas después.

El caso de este empresario trae a discusión un tema pendiente en el país y que generará un pulso entre los que respaldan la idea de modernizar la política migratoria y aplicarla a las necesidades actuales, y los que cren que las visas son la principal herramienta de seguridad nacional.

Miranda, que a partir de ahora tendrá que viajar mucho a Perú, se pregunta cómo el país está desarrollando la apertura comercial y al mismo tiempo mantiene visas, lo que considera un obstáculo y una contradicción.

“Es una crítica constructiva. Abrimos el mercado, nos esforzamos para exportar y lograr negocios y no podemos, porque nos topamos con esto. Nos están abriendo puertas en comercio y el Ministerio de Seguridad le tira piedras al camino”, dijo.

Pulso por visas

Para la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, el país urge de modernizar la política migratoria.

Esto no solo para facilitarle el tránsito a los empresarios nacionales que salen al exterior para hacer sus gestiones, sino para los extranjeros que vienen a Costa Rica dentro de ese marco de nuevos negocios y de inversión.

González recalcó que el movimiento de bienes va acompañado del movimiento de personas.

“Estamos impulsando al sector exportador y tienen que traer gente para concretar los negocios. Hay que ver una política migratoria con seguridad, pero con un elemento de competitividad”, dijo la jerarca.

La presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco), Mónica Segnini, insiste en que hay que analizar las condiciones que existían en el momento en que se pusieron las visas y ver las actuales.

“Hay que tomar en cuenta el interés comercial sin arriesgar tampoco la seguridad del país”.

Sin embargo, el ministro de Seguridad y exdirector de Migración, Mario Zamora, respalda el uso del visado como la mejor forma de controlar el ingreso de extranjeros al país.

En su criterio, los elementos de visado no suponen hasta el momento un obstáculo real en el desarrollo de las relaciones comerciales.

Según cifras en su poder, el país reporta al año 6 millones de movimientos en entradas y salidas, mientras que Colombia, con 40 millones de habitantes, solo registra 2 millones.

“Somos un país pequeño pero con alta movilidad internacional y habría que ver los casos concretos para ver qué se puede hacer”.

Zamora recordó que los peruanos, colombianos y nicaragüenses que tengan visa estadounidense, canadiense o de la Unión Europea pueden entrar perfectamente a Costa Rica.

“La mayoría de los empresarios cuentan con una de esas, esto la tenemos desde el año 2007 y es una medida facilitadora del comercio”, dijo el ministro.

De un total de 201 países, Costa Rica le solicita visa a unos 109 y casi la misma cantidad la piden para los costarricenses.

Ante la apertura comercial

El tema de comercio y visas se comienza ya a asomar en la mesa de discusión.

Recientemente, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, anunció que Costa Rica flexibilizará el otorgamiento de visas a turistas y empresarios chinos que deseen visitar nuestro país. China también le pide visa a los costarricenses.

Además, la Alianza del Pacífico confimó la invitación a Costa Rica a formar parte de ese bloque comercial integrado por Chile, Colombia, Perú y México.

Uno de las características de ese grupo es que no tienen visas entre ellos.

Aparte del caso de Perú, Costa Rica le pide visa a los colombianos, lo que no ocurre a la inversa.

Esto hace suponer que en la ruta a incorporarse a la Alianza, el país deberá discutir el tema internamente y adoptar las reglas.

Para la presidenta de Cadexco, un caso como el de Colombia debe revisarse, porque es el país suramericano que más invierte acá.

“Con ellos se ha probado que es inversión de calidad y dinero limpio. No hay que cerrar esas puertas, se puede controlar no solo con una visa”, dijo.

El tema de visas es sensible. Lo que está por verse es cómo lograr un balance entre el beneficio comercial y la seguridad del país.

Juego migratorio

Visas a los costarricenses: De un total de 201 países, 91 no le solicitan visa a Costa Rica, pero 110 sí.

Visas a los extranjeros: Costa Rica le pide visas a 109 países, de un total de 201.

Visas en reciprocidad: De los 93 países a los cuales Costa Rica no les solicita visa, 10 sí le solicitan visa a los ciudadanos costarricenses. Entre ellos figuran Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda.

En Suramérica: Costa Rica le exige visa a Colombia, Ecuador y Perú, de ellos tres solo Perú la pide también como reciprocidad.

Fuente Ministerio de Seguridad.

Sostenbilidad y financiamiento