Zapote entra a pugna por Potgam

Gobierno procura acercar posiciones por medio de talleres y una comisión especial


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Zapote se metió al centro del ring para mediar en el debate que mantiene inmóvil al Plan de Ordenamiento Territorial de la Gran Área Metropolitana (Potgam), el cual pretende remozar las reglas para la urbanización y uso del suelo vigentes desde hace 30 años.

El texto, que fue elaborado por el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) después de que rechazara las propuestas del Planificacion Regional y Urbana de la Gran Área Metropolitana (Prugam), atraviesa un proceso de consulta que se ha extendido en tiempo debido a las profundas diferencias que persisten.

Para airear esos desencuentros y buscar un terreno común, el despacho de Luis Liberman, segundo vicepresidente de la República, pidió auxilio al Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU Habitat).

Así, en Zapote esperan evitar que el Potgam imite a su antecesor, el Prugam, que terminó en el limbo.

Espacio para la discusión

La estrategia fue realizar una serie de talleres con la participación de las instituciones involucradas, desde la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y la Secretaría Técnica Ambiental (Setena); hasta el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

Sin embargo, durante la sesión a la que asistió EF y dirigió el experto brasileño Alberto Paranhos, fue evidente tanto el desconocimiento de muchos funcionarios sobre el Potgam, como la profundidad de las diferencias. Un estado del debate poco satisfactorio, aunque no sorprendente, para un tema con años de discusión.

“Cualquier reglamento técnico-legal es también político. Por lo tanto, no existe posibilidad de que una pieza de este calibre satisfaga todas las demandas. Llega un momento en el que la autoridad política decide a quien desagrada o quien agrada”, afirmó Paranhos, oficial principal en Asentamientos Humanos de ONU Habitat y experto en la economía del desarrollo urbano.

Para el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah), la experiencia fue positiva y ahora están dedicados a sistematizar los aportes de las instituciones. El informe deberá ser utilizado como insumo en una comisión nombrada por la segunda vicepresidencia.

El trabajo de esta comisión será vital para introducir cambios en el texto y aminorar la resistencia a la firma del decreto, que renovaría las normas de ordenamiento territorial. Un evento que Irene Campos, ministra de Vivienda, estima no será posible antes de diciembre de este año.

Anillo polémico

El Potgam afecta a 30 cantones de las provincias del Valle Central, los cuales están actualmente dentro del anillo de contención establecido en 1982 como el límite para la urbanización.

Desde entonces, el crecimiento de la población ha sido importante. Entre 1984 y 2011, el número de viviendas se ha más que duplicado, según los datos de los censos de vivienda desarrollados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

El elemento más polémico del Potgam es el anillo de contención, pero las divergencias entre el INVU y organizaciones no gubernamentales, expertos e incluso instituciones como la CNE, no se limitan a este trazado.

La presión sobre este límite territorial para el desarrollo de urbanizaciones crece al mismo ritmo que el tamaño de la población en la GAM y se concentra en los cantones de Curridabat, Vázquez de Coronado, Desamparados, La Unión y Alajuela, según el documento de observaciones enviadas por la Asociación Costarricense de Urbanismo (ACUT) al Mivah.

Los críticos del Potgam aseguran que aunque el texto no amplía el anillo de forma explícita, sí da discrecionalidad a las municipalidades para que utilicen una zona entre el trazado actual y un llamado “anillo posible”.

Las autoridades del INVU difieren de esta interpretación. “El anillo considerado por el Potgam es el mismo que 1982, pero se precisó sus límites con más criterio”, dijo Leonel Rosales, director de urbanismo del INVU en el taller. “En la parte norte de la GAM, el anillo ha sido desbordado”.

Contrarreloj

En lo que sí hay consenso es en la urgencia de renovar el esquema de desarrollo urbanístico.

“Está de más decir que es imperativo contar con una nueva herramienta que tome en cuenta todos los cambios sociales, demográficos y viales que ha sufrido la GAM”, dijo Mónica Castillo, directora de Investigación y Desarrollo Técnico de la Cámara Costarricense de la Construcción.

Este nuevo intento podría bien ser el último para darle viabilidad al Potgam por parte de un gobierno que entra en un tercer año, teñido de colores electorales justo cuando las decisiones se complican.

Sostenbilidad y financiamiento