El diseño de carreras basadas en la investigación, el desarrollo y la innovación se vuelve una prioridad

Por: Andrea Rodríguez V. 24 julio, 2016

Hace 192 años Costa Rica vio crecer su territorio. Guanacaste se sumó como una de sus provincias y el país ganó en población (mano de obra), en producción y hasta en atractivos turísticos.

Con ello, también asumió retos que, a la fecha, no ha logrado saldar.

Hablamos de una región Chorotega que le apostó al agro y al turismo para sobresalir, pero estas actividades a futuro se visualizan como motores insuficientes para seguir creciendo.

De los once cantones que integran la provincia, solo Hojancha se coloca entre los 10 primeros cantones que han podido traducir sustancialmente su economía en progreso social, al menos durante los últimos cinco años.

No por eso Guanacaste ha dejado de ser tildada, por especialistas y por el Gobierno, como una provincia próspera.

Hoy, los índices de pobreza de la pampa guanacasteca mejoran más que en el resto de la región y los ingresos de las familias van en aumento.

Al mismo tiempo, los niveles de desigualdad entre sus habitantes se encuentran en franco descenso desde el 2010.

Guanacaste es un territorio con un potencial que aguarda por ser explotado y con una carencia de opciones para seguir creciendo.

Dar giros de 180° en su modelo educativo, en la atracción de inversión y en el desarrollo de obras que le nutran de competitividad se muestran como los pasos inminentes.

“Si hilamos más fino nos damos cuenta de que los desafíos que tiene la provincia son en cierta medida los medidos desafíos que tiene el propio país”, sostuvo Jhon Fonseca, viceministro de Comercio Exterior.

Info
Pampa con nuevo norte

Guanacaste debe de moverse hacia tareas de mayor valor agregado. Hacia la sofisticación.

Atacar el eslabón más significativo de la cadena lo permitiría. El cambio debe venir desde las aulas.

Desarrollar talento humano que responda a las exigencias de actividades productivas modernas es la ruta a seguir.

“La educación que se ha ofrecido en Guanacaste ha sido impertinente: véngase de Guanacaste y lo educo para un trabajo que estará en el Valle Centra. Las comunidades se quedan sin talento”, sostuvo Adrián Latner, presidente de la Universidad Invenio.

En ese centro educativo, la apuesta es hacia la creación de carreras propias del contexto de la provincia. Invenio ofrece programas que van desde la operación y mantenimiento de plantas de energía hasta la mecatrónica.

¿De qué serviría formar capital humano más capacitado si no hay sintonía con los fuentes de empleo?

Para atacar este flanco un arma efectiva podría ser la atracción de inversión extranjera directa (IED).

Si bien la legislación creó beneficios explícitos para la instalación de proyectos fuera de la Gran Área Metropolitana Ampliada (GAMA), estos no han sido suficiente para motivar a más empresas a invertir.

De acuerdo con un estudio de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), las empresas que mantienen operaciones dentro del régimen de zona franca de la provincia, solo aportaron un 3% del beneficio total que el país percibe de las compañías en ese régimen.

Avantica es una de las firmas que apostó por Guanacaste hace cinco años para operar. Hoy emplean a 40 empleados, y la mayoría de sus trabajadores son de la zona de Nicoya. Sin embargo, insisten en que debieron invertir más dinero para capacitar a su personal y en la búsqueda de instalaciones que cumplieran con los estándares de la compañía.

“Decidimos invertir en Liberia porque estamos convencidos de que el recurso humano existe, no por una motivación del Gobierno”, comentó Luis Carlos Chaves, presidente de la firma.

Sin embargo, hay indicios que permiten pensar positivamente.

El desarrollo de un ecosistema aeroespacial de la mano del exastronauta Franklin Chang con su firma Ad Astra Rocket y el más reciente anuncio de la apertura de un nuevo centro de datos en Tilarán –Continum Datacenter– lo confirman.

Instalaciones Ad Astra Rocket ubicadas en Liberia, Guanacaste.
Instalaciones Ad Astra Rocket ubicadas en Liberia, Guanacaste.

Más retos

Que el giro hacia una economía digital del conocimiento se convierta en realidad, dependerá de cuánto la provincia eleve condiciones a su ecosistema productivo.

El agua está a la cabeza del listado de desafíos. La provincia enfrenta su peor desabastecimiento del líquido de los últimos años.

El Gobierno asegura que se trabaja en el desarrollo de un plan para dotar de tres nuevos pozos a la provincia en el 2017.

Además, en una mesa de acuerdos para la provincia (Mesa de Guanacaste), se impulsan 133 proyectos que van desde la mejora de calles, disminuir la pobreza, hasta levantar nuevas escuelas y colegios.

Habilitar una terminal de carga en el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, y modernizar el puesto fronterizo de Peñas Blancas, aportan a la lista de pendientes para dinamizar la inversión.

“Estamos ante el reto de que la atención debe darse de forma integral para generar un ambiente fértil y más competitivo”, sostuvo Fonseca.

De igual forma, mejorar la conectividad de banda ancha y redes de fibra óptica y electricidad trifásica se suman a los pendientes.

“Está la entrada en funcionamiento de la autopista entre Cañas y Liberia, destacan los proyectos de conservación de rutas nacionales en lastre”, aseguró el ministro de Obras Públicas, Carlos Villalta.