Aeropuerto acelera renovación

El 2013 traerá la renovación de la rampa remota y adjudicación de nuevas instalaciones de Coopesa

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

Con una oleada de remodelaciones, algunas muy esperadas, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría se prepara para ampliar su capacidad operativa.

La reconstrucción de la rampa remota se iniciará en enero de 2013, pero desde ya personal de la empresa constructora Meco trabaja en desarmar el hangar que se utilizó para las misiones de la NASA, así como en la coordinación de permisos y operación.

El proyecto tiene el objetivo de ampliar la rampa de los 75.000 metros cuadrados actuales a 91.000 metros cuadrados y representa una inversión de $15,2 millones.

La idea de mejorar la rampa, construida en la década de 1990, ha estado en el tintero de la Dirección General de Aviación Civil durante años, pero volvió a colocarse sobre la mesa con la llegada del gestor interesado Aeris.

“Esto nos permite agilizar el proceso de entrada y salida de aeronaves tanto de carga como de pasajeros. Además, mejora la eficiencia, ya que las aeronaves no tendrán que ser remolcadas, pudiendo por lo tanto entrar por su propios medios”, explicó Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo.

Despegue

Otro proceso de larga data como el traslado de las instalaciones de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) también está cerca de despegar.

El 10 de diciembre se publicó el cartel de licitación para la construcción de un hangar para el mantenimiento de aeronaves, rampa de estacionamiento y una calle de rodaje que comunique con la pista de aterrizaje. La previsión de las autoridades locales es que el cartel se adjudique a principios de 2013.

La construcción de estas instalaciones costeadas por el Estado, fueron punto fundamental en un proceso de negociación que se extendió durante 20 años entre las administraciones de turno y la Cooperativa.

En total, el Gobierno invertirá unos $32 millones en la construcción de las nuevas instalaciones y el traslado de la operación de Coopesa.

Este reacomodo es indispensable para el crecimiento futuro de la terminal y ha sido uno de los factores que ha impedido la ejecución de las últimas fases del plan de expansión.

Pasillos estériles

Entre las obras ya concluidas están los pasillos estériles que separan el flujo de viajeros entrantes de quienes esperan en las salas de abordaje.

La obra, que permite el cumplimiento de estándares internacionales, representó una inversión de $4,4 millones.

Simultáneamente, se amplió la tienda libre de impuestos operada por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) en el área de reclamo de equipaje.

El objetivo es que quienes ingresan al país tengan oportunidad de realizar compras en un local similar a los que el Instituto opera en las salas de abordaje.

La ampliación de la tienda se une a la instalación de un nuevo carrusel con dos alimentadores, para agilizar la distribución de equipaje de aviones con mayor cantidad de pasajeros como los operados por Iberia y Condor, explicó María Amalia Revelo, directora comercial de Aeris.

En el papel queda todavía la ampliación del número de puentes de abordaje.

“Se está avanzando en los estudios y diseño para construir en el corto plazo una nueva sala de abordaje al este de la terminal aérea”, especificó Araya.

Esta área, bautizada como Bloque G, tendrá dos puentes de abordaje con capacidad para atender aviones de cuerpo ancho, preliminarmente.

Se estima que la inversión de la obra será alrededor de $11 millones.

Experiencia internacional

Para desarrollar parte importante de estas obras, Aviación Civil buscó aliarse con la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI, por sus siglas en francés).

Tanto la ampliación de la rampa remota como la construcción de las nuevas instalaciones de Coopesa han sido licitaciones internacionales a través de esta agencia de la Organización de Naciones Unidas.

En este proceso, los fondos destinados a costear la obra deben estar depositados en una cuenta del Estado costarricense. Los oferentes locales y extranjeros deben estar inscritos ante la Dirección de Cooperación Técnica de la agencia. Sin embargo, el método ha despertado algunas dudas en organizaciones como la Cámara de la Construcción.

“No se conoce con una justificación técnica ni legal, sobre la escogencia de una organización internacional como la OACI, para que esta lleve a cabo un proceso de contratación internacional para realizar obras de reparación de la pista de aviación de la zona de Murciélago, valorada en $1,1 millones”, argumentó esa organización en un comunicado de prensa.

La insatisfacción no le quita el sueño a Aviación Civil, que pretende acudir nuevamente a la OACI para contratar la realización de los estudios previos para el nuevo aeropuerto metropolitano que se ubicaría en Orotina.

Esta nueva terminal tendría un costo de $993 y vendría a sustituir al Juan Santamaría.

Ya anteriormente el Gobierno había licitado a través de la agencia internacional los estudios ambientales para definir el futuro del aeropuerto de la zona sur.

Esta oleada de obras pretenden hacer aterrizar la lista de pendientes que arrastra el país en materia de aeropuertos.

Esa tarea empieza a unirse con la planificación futura.

En camino

Entre los proyectos que evalúa la Dirección de Aviación Civil se encuentra una terminal de relevo para el Juan Santamarían y un aeropuerto internacional para la zona sur.

Aeropuerto metropolitano: Esta terminal, que estaría ubicada en Orotina, representa una inversión de $993 millones. Aviación Civil trabaja en el cartel para licitar los estudios previos como análisis de terrenos para la ubicación de dos pistas de aterrizaje, huellas de ruido, capacidad del espacio aéreo, dirección del viento, impacto socioeconómico de la zona.

Zona sur: Esta terminal para aviación corporativa y vuelos chárteres estaría ubicada en Sierpe y Palmar de Osa. Se realizan estudios de impacto ambiental, social y económico como el estudio aviario, los cuales deben estar finalizados en agosto de 2013. También se están revisando los términos de referencia para sacar a concurso la elaboración de un estudio de impacto social y económico de toda la región Brunca.

Fuente Aviación Civil.

Sostenbilidad y financiamiento