El alza de la desigualdad económica y el encogimiento de la clase media en los países ricos se enmarca en un "proceso de automatización y comercio global irreversible" , asegura a Efe Tyler Cowen, reputado profesor de Economía de la Universidad George Mason de Virginia (EEUU).

Por:  20 febrero, 2015
La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 5%.
La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 5%.

El alza de la desigualdad económica y el encogimiento de la clase media en los países ricos se enmarca en un "proceso de automatización y comercio global irreversible", asegura a Efe Tyler Cowen, reputado profesor de Economía de la Universidad George Mason de Virginia (EEUU).

"Nos estamos engañando si pensamos que podemos darle la vuelta a este proceso en el corto plazo, es otra de las ilusiones de esta época", explicó Cowen.

El experto ocupa la cátedra Holbert C. Harris de Economía de la citada universidad, a las afueras de Washington, y es considerado uno de los economistas estadounidenses más influyentes de la actualidad.

En una entrevista con Efe en su casa en el norte de Virginia, regada de libros y cuadros de folclore mexicano, otra de sus pasiones, el autor del libro "Average is over" (2013, "La media se ha acabado") analiza los retos de la economía moderna y sus efectos sobre la clase media de los países avanzados, que considera "se irá reduciendo de manera irreversible".

"En EEUU, el hogar medio gana ahora lo mismo que en 1.999, hace 16 años. Es casi una generación, y vemos que los ingresos siguen en declive", dice sobre uno de los temas clave de la agenda política de la primera economía mundial.

Precisamente, el presidente de EEUU, Barack Obama, ha declarado su cruzada contra este aumento de la disparidad económica, y ha prometido concentrarse en una "economía para la clase media" en los dos años que le restan de mandato.

Sin embargo, Cowen, que se califica así mismo de "libertario moderado" y es autor de otros libros como "The Great Stagnation" (2011, "El Gran Estancamiento"), es bastante escéptico al respecto.

"Por un lado, hay competencia con China y otros países de menores ingresos" , subraya, "por otro, tiene que ver con la automatización, las computadoras y el software hacen ahora cosas que antes hacíamos los humanos".

Cita, como ejemplo, a las grandes compañías del momento como "Apple, Google, Facebook que no emplean a tanta gente" y muestran cómo "las presiones económicas de los avances tecnológicos, que son las mismas que están impulsando el crecimiento, también están exprimiendo a las clases medias".

Por ello, y pese a reconocer a Obama como un líder "sensato y razonable" , asegura que su discurso es "pura retórica" para la "base demócrata".

"Su gran idea es la subida de salario mínimo, que puede ser o no una buena idea, pero solo afecta al 2% de la población: es una señal de la que la Administración sabe que no puede resolver este problema" , agrega el economista doctorado en la Universidad de Harvard y señalado uno de los pensadores clave de EEUU en la década pasada, de acuerdo con las revistas "The Economist" y "Forbes".

Asimismo, Cowen relativiza el impacto de la hipotética llegada de un presidente republicano a la Casa Blanca en 2016.

"Lo que dicen Obama o (Mitt) Romney (candidato republicano en 2012) no es tan diferente, ése es el pequeño y sucio truco de la política estadounidense", señala entre sonrisas.

"La retórica es muy diferente, pero la realidad de lo que harán ambos partidos una vez lleguen a la Presidencia no lo es", sostiene Cowen, de 51 años, al referirse al Gobierno de George W. Bush, que en materia económica amplió el gasto social y elevó el déficit, o apostó por una reforma migratoria, medidas poco conservadoras.

Finalmente, opina que "la mentalidad" del país ha cambiado tras la aguda crisis financiera y las prolongadas guerras fallidas en Irak y Afganistán.

"No es el país de la década de 1980, no tenemos tantas ganas de implicarnos en conflictos internacionales, no queremos defender al resto del mundo, estamos cansados de la guerra. Es entendible, pero peligroso en el mundo actual" , remarca Cowen, colaborador habitual de medios como " The New York Times " o " The Wall Street Journal " y co-autor del popular blog " Marginal revolution "

De cara al futuro, el profesor observa a EEUU inmerso en una "cierta decadencia" pero -según matiza- "a una velocidad muy lenta".