Concesión de la TCM es por 33 años, APM Terminals espera brindar primeros servicios portuarios a finales del 2017.

Por: Gerardo Ruiz Ramón 19 diciembre, 2014
 Moín acortó una brecha al Gobierno
Moín acortó una brecha al Gobierno

El Consejo Nacional de Concesiones (CNC) giró este jueves por la noche a la empresa APM Terminals la orden de inicio de la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) para el próximo 19 de enero.

La orden de inicio es el segundo hito que vive el megaproyecto de concesión portuaria de $1.100 millones esta semana, luego de que la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) diera el visto bueno el miércoles a los estudios de impacto ambiental y social que le presentó la empresa APM Terminals.

Rogelio Douglas, gerente de comunicación de APM Terminals, informó de que la compañía holandesa tiene un mes a partir de ahora para colocar la primera piedra de la obra.

La construcción arrancará el próximo año con las obras del rompe olas de 1,5 kilómetros y el dragado del canal de acceso al puerto con una profundidad de 16 metros, indicó Douglas.

El funcionario comentó que los dos contratistas de APM Teriminals ya están instalados en Limón y se preparan para construir sus instalaciones temporales en un terreno de 10 hectáreas en Moín.

Las contrataciones de personal para arrancar con las obras se realizarán entre enero y febrero del 2015. Para empezar la TCM requerirá de 600 obreros.

"Nos sentíamos como una empresa apenas con una visa para estar en el país algún tiempo; ahora, en cambio, nos sentimos como un costarricense más con cédula de identidad para vivir aquí por 33 años", comentó Douglas.

La TCM tendrá una superficie total de 80 hectáreas con 1.500 metros de muelle, 5 puestos de atraque, y un rompeolas de 2,2 kilómetros al final de su construcción.

"Lo más importante del proyecto es que el país va a poder atender buques portacontenedores cuatro veces más grandes que los que puede atender en la actualidad, lo cual impulsará la competitividad del país. Los principales clientes de la TCM serán los grandes exportadores de productor perecederos y de equipos de alta tecnología, como los utilizados en la industria médica", agregó Douglas.

Si bien la TCM recibió su mayor impulso desde su concesión, en el 2011, el sindicato de trabajadores de Japdeva (Sintrajap) anunció el jueves que presentará ante el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) una apelación contra el permiso ambiental a APM Terminals.

Asimismo, los sindicalistas voceros de los operarios de los muelles de Moín y Limón anunciaron que presentarán un recurso de amparo contra la decisión de Setena.