Por: Andrea Rodríguez V. 24 octubre, 2013
 Cadena de supermercados Gessa buscará aliado para enfrentar la competencia
Cadena de supermercados Gessa buscará aliado para enfrentar la competencia

Una salsa tipo inglesa en botella de 280 ml pasó de costar ¢345 en el Palí de Paseo de los Estudiantes a un precio de ¢800 en el supermercado El Punto Poderoso en Guadalupe, lo que significa una diferencia en el costo del 132%.

La información se desprende del último estudio comparativo de precios en los productos que conforman la Canasta de Bienes de los Hogares de Ingresos Bajos del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

El informe, dado a conocer este jueves, recopiló datos de 42 supermercados (35 de cadena y 7 independientes), ubicados en San José, Alajuela, Heredia, Cartago, Limón, Guanacaste y Puntarenas; y contempló 53 artículos, para un total de 8.054 precios registrados.

En el caso de los artículos similares, los productos con mayores diferencias son: las máquinas de afeitar, el espagueti, las salchichas y salchichón pre-empacados, con diferencias de hasta un 500% (¢600 más) entre un producto y otro.

En producto fresco, el informe hace mención en que se encontró mayores diferencias entre el menor y el mayor precio registrado en los comercios, como es el caso de la chuleta con un 138%, seguido por el chorizo con un 127%, el filete de tiburón con un 121% y el filete de pangasius con un 105%.

De acuerdo al estudio, el valor de la canasta familiar, construida a partir del consumo promedio per cápita de los 53 productos monitoreados, le podría significar un monto total entre los ¢93.147 y hasta ¢126.745, a una familia tipo de 3.5 miembros.

Algunos de los productos contemplados dentro de la canasta de bienes de ingresos bajos son alimentos pre empacados, de aseo e higiene personal y productos frescos como huevos, queso, carne de res, cerdo, pollo y pescado.

PUM se volvió la regla. A un año de la obligatoriedad del decreto que exige a los comercios a implementar el Precio por Unidad de Medida (PUM), el MEIC aseguró que un 95% de los supermercados visitados aplican la normativa.

"Solamente dos establecimientos comerciales aún no han aplicado la normativa en su totalidad. El decreto del PUM constituye una valiosa herramienta para el consumidor a la hora de comparar diferentes marcas y diferentes presentaciones", dijo Mayi Antillón, ministra de Economía.