Jefes de fracción de Liberación Nacional, Frente Amplio y Movimiento Libertario alegan falta de rumbo y de comunicación del gobierno

Por:  14 septiembre, 2014
Los jefes de fracción de los partidos Unidad Social Cristiana, Rafael Ortiz, Liberación Nacional, Juan Luis Jimenéz, y Frente Amplio, Gerardo Vargas, son las cabezas de las tres fracciones opositoras más grandes.
Los jefes de fracción de los partidos Unidad Social Cristiana, Rafael Ortiz, Liberación Nacional, Juan Luis Jimenéz, y Frente Amplio, Gerardo Vargas, son las cabezas de las tres fracciones opositoras más grandes.

Los diputados que actualmente integran la Asamblea Legislativa son los que menos proyectos de ley relevantes aprobaron en el arranque de un período legislativo en los último nueve años.

Hasta el 31 de agosto, los legisladores actuales ratificaron 20 proyectos, pero solo ocho leyes son relevantes, siendo este el número más bajo de las últimas tres administraciones.

Así se desprende de un conteo realizado de las leyes aprobadas en los primeros cuatros meses (de mayo a agosto) de cada año legislativo desde el 2006 hasta el 2014, con base en documentos del Departamento de Servicios Parlamentarios de la Asamblea Legislativa.

Las leyes que no se contabilizaron debido a su poco impacto para el país son donaciones de terrenos, bienes inmuebles y dinero; condonación de deudas, asuntos cantonales, declaratorias de benemeritazgos y de símbolos nacionales.

Por el contrario, algunas de las iniciativas que sí se tomaron en cuenta son cambios a leyes existentes, modificaciones a la Constitución Política, tratados de libre comercio, préstamos con entidades financieras y aprobación de convenios internacionales.

Algunos de los planes aprobados por los miembros del actual plenario son la reforma para que los congresistas reciban el mismo aumento salarial que el Ministerio de Trabajo decreta para el resto de los funcionarios públicos; el impedimento para que los legisladores se postulen al cargo de Defensor de los Habitantes; y el crédito para el proyecto geotérmico Las Pailas II con el Banco Europeo de Inversiones.

El arranque más fructífero del congreso fue en la segunda legislatura durante la administración de Laura Chinchilla (2011) con 24 leyes prioritarias. En total, se tramitaron 38 proyectos.

Entre los proyectos destacan la aprobación del Tratado de Libre Comercio con China, la reforma constitucional para garantizar el 8% del Producto Interno Bruto a la educación y el préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para financiar proyectos de la red vial cantonal.

En los último nueve años, el inicio que tuvo más proyectos de ley aprobados fue entre mayo y agosto del 2008, durante el gobierno de Óscar Arias, con un total de 41 leyes  . De esas, solo 13 eran importantes. 

Los primeros cuatro meses de una legislatura abarcan el primer período de sesiones ordinarias (de mayo a julio) en donde las fracciones definen los proyectos prioritarios que se discuten en el plenario; y el primer período de sesiones extraordinarias (durante agosto) cuando el gobierno decide los planes que se van a tratar de primero en la agenda.

Desde el 2006, el arranque del actual periodo constitucional también es el segundo menos productivo en el trámite de leyes impulsadas por el Poder Ejecutivo.

Entre mayo y agosto del presente año se aprobaron tres leyes promovidas por el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís. El único inicio más bajo en ese tema fue en el año 2009 durante la administración de Arias, cuando los legisladores no ratificaron ninguna ley propuesta por el ejecutivo.

"Sin rumbo". Los jefes de las bancadas de los partidos Liberación Nacional (PLN), Frente Amplio y el Movimiento Libertario atribuyen la poca aprobación de leyes importantes a la falta de rumbo y de comunicación del Poder Ejecutivo.

Mientras tanto, la líder del Partido Accción Ciudadana (PAC), Emilia Molina, defiende la gestión del gobierno, y menciona que, si bien Luis Guillermo Solís 'tiene un déficit importante' de diálogo con la bancada liberacionista, las demás fracciones no pueden hablar de falta de comunicación.

La cabeza de la fracción del PLN, Juan Luis Jimenéz, dice que la falta de proyectos prioritarios se debe a la inexperiencia del Gobierno y de la fracción oficialista.

"El señor presidente y su equipo de gobierno tienen que darnos la señal para apoyarlos en los proyectos importantes para el país, pero este gobierno no tiene proyectos, no tiene ruta", expresó Jimenéz.

El liberacionista también argumenta que no existe interés por parte de los diputados del PAC en buscar diálogo con las demás fracciones para aprobar leyes importantes.

El frenteamplista Gerardo Vargas considera que el Ejecutivo no le da priorida a la agenda de la Asamblea. Además, menciona que faltan propuestas concretas por parte de la presidencia y de la fracción oficialista.

Por su parte, el jefe del Movimiento Libertario, Otto Guevara, manifiesta que no hay liderazgo del Poder Ejecutivo en la agenda legislativa, y que la comunicación y negociación con las bancadas carece de la visión del Gobierno.

La diputada Emilia Molina sostiene que el rumbo de la Administración de Solís está claro, pero que no necesariamente coincide con la visión de todas las fracciones.

Molina achaca la poca aprobación de leyes relevantes al hecho de que este parlamento está compuesto por más partidos políticos que en años anteriores y eso provoca que el proceso de diálogo sea más difícil.

"Hay algunos proyectos importantes que se han puesto en la mesa de discusión que no han contado con el apoyo de algunas fracciones, o han sido boicoteados por algunos diputados", añadió.

Colaboró la periodista Daniela Quirós