Gremio asegura que cerca de 7.000 patentados de licores se han visto afectados por el actual canon que se cobra

Por: Andrea Rodríguez V. 30 julio, 2013

Que el costo de una patente de licor se determine bajo porcentajes sobre los ingresos brutos de los negocios y no con salarios base, es lo que pretende un nuevo proyecto de ley propuesto por la Cámara de Detallistas de Costa Rica.

Ana Teresa Vásquez, directora de la Cámara, explicó el proyecto buscará una modificación especificamente al artículo 10 de la Ley, pues a su criterio, la forma en que se paga el canon de la licencia de licores debería estar sujeto al total de ventas del negocio, cobrando un porcentaje en relación a ese monto; "tal y como se hace a la fecha en el pago de una patente comercial".

"Tenemos negocios dentro de nuestros afiliados en donde el licor no es el producto principal de venta, solo les representa un 8% - 10% del total colocado, por lo que el monto a pagar por esa licencia no es proporcional a su volumen de ventas. En este momento tienen que pagar (los negocios) un monto fijo y muy alto, vendan o no vendan licor", explicó Vásquez.

Una reforma a la Ley de licores (N° 9047), desde agosto del 2012, obligó a los dueños de este tipo de patentes al pago de como mínimo, dependiendo del tipo de la actividad comercial, ¢380.000 por trimestre. Monto que rondaba los ¢300 - ¢10.000 en el pasado.

Datos de la Cámara estiman en 7.000 patentados de licores entre abastecedores, pulperías y minisúper los que se han visto afectados tras la entrada en vigencia de esa nueva Ley.

"Al 15 de junio tenemos el reporte de 110 negocios cerrados por este tem  a  , siendo los micro y pequeños empresarios los más afectados. No podemos esperar a ver qué más pasa, está en juego un tema de empleos y de estabilidad del sector", agregó.

El proyecto, bajo el expediente 18.834, fue presentado desde el pasado miércoles 24 de julio a la Secretaria de la Asamblea Legislativa y se encuentra a la espera de que le sea dictaminada una Comisión para su estudio y posterior entrada a votación en el Plenario.

"Esperamos se le de un trámite ágil y expedito al proyecto, vemos voluntad política para ello pues estamos hablando de un tema país que está amparado y avalado por diputados de las diferentes fracciones que tienen claro que si se espera más tiempo para su aprobación ya muchos otros negocios habrán cerrado", concluyó la jerarca.