SE MARCHAN MINISTRAS DE TRABAJO Y DE VIVIENDA. NUEVO MINISTRO EN MOPT Y SUBE RANGO DE INAMU

Remezón en Gabinete de Laura Chinchilla




  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Se vuelve a mover el piso en Zapote. Casa Presidencial anunció esta tarde la renuncia de la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Sandra Piszk, y de la ministra de Vivienda, Irene Campos. Además se nombró a Pedro Castro como el nuevo jerarca de Obras Públicas y Transportes (MOPT), cartera que atraviesa una crisis desde que fue destituido Francisco Jiménez por el escándalo de corrupción ligado a la construcción de la trocha fronteriza con Nicaragua, y se dió rango de ministra a la presidenta ejecutiva del INAMU, Maureen Clarke.

En el caso de Piszk se confirmó su renuncia, que nació luego de que la presidenta Laura Chinchilla designara a su esposo, Jaime Feinzaig, como el nuevo embajador de Costa Rica en Roma. La ministra dejará el cargo el 1° de diciembre.

A Piszk, además, se le habían cerrado los espacios con los sindicatos de trabajadores después de que el Poder Ejecutivo aumentara por decreto ¢5.000 en el salario de los empleados públicos correspondiente al primer semestre del 2012. La exjerarca se ganó el rechazo gremial al impulsar un proyecto de "Ley de Empleo Público", para revisar el salario de los burócratas y los pluses que lo componen.

Donde se levanta una nebulosa es sobre la renuncia de la ministra de Vivienda y Urbanismo, Irene Campos. La presidenta Laura Chinchilla simplemente argumentó que fueron razones personales las que llevaron a Campos a dimitir. La cartera difundió un comunicado en el que indicaron que se le vencía el permiso solicitado en la Dirección Ejecutiva del Instituto Costarricense del Cemento y del Concreto, por lo que retornaba a ese puesto.

Su gestión, empero, pasó inadvertida, lo cual desató reclamos del sector inmobiliario sobre la poca claridad con la que se condujo la cartera y de los beneficiaros al tener que hacerle frente a extensos trámites para obtener un bono de la vivienda.

Sustitutos

A Campos la sustiuirá Guido Monge, exdiputado del Partido Liberación Nacional (PLN), quien se venía desempeñando como vicepresidente de la junta directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi). En tanto, Olmar Segura pasó de la presidencia del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA)—que sería asumido por Francisco Marín, viceministro de la Presidencia—al Ministerio de Trabajo. Segura tiene una extensa carrera académica en la Universidad Nacional y el gobierno de Laura Chinchilla significó su primera experiencia política.

Chinchilla decidió abrirle de nuevo las puertas del MOPT a Pedro Castro, quien durante el gobierno anterior se desempeñó como viceministro de esa cartera

Entre sus retos más próximos estará conducir con éxito la ejecución de millonarios préstamos internacionales para financiar obras públicas. 

Como parte de los anuncios la Presidenta también incluyó que la actual presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), Maureen Clarke pasará a ocupar el rago de ministra. Esto parece una medida para compensar la salida de mujeres del Gabinete: con Campos y Piszk, solo quedaban Anabel González en Comex, Gloria Abraham en Agricultura, Daisy Corrales en Salud y Mayi Antillón en Economía, cuatro de 22, menos de un 20%.

En esta nueva desbandada Chinchilla pierde a personeros de su Gabinete cercanos a ella y de tendencia laurista. Es el caso de Irene Campos. Anteriormente había perdido por renuncia a la exministra de Planificación, Laura Alfaro.

No obstante, en esta ocasión la Mandataria optó por caras conocidas, e igualmente cercanas a ella, para llenar las vacantes. Específicamente se trata de Guido Alberto Monge, quien fue viceministro de Vivienda durante el gobierno de José María Figueres (1994-1998), donde la hoy presidenta también integró ese Gabinete como viceministra de Seguridad Pública y luego como titular de esa misma cartera, el otro caso es del Olman Segura. 

Sostenbilidad y financiamiento