Ministro espera enviar proyecto de ley al congreso en el primer trimestre del 2017

Por: Manuel Avendaño Arce 28 diciembre, 2016

Manuel González Sanz, ministro de Relaciones Exteriores y Culto, propone crear una Agencia Nacional de Cooperación en Costa Rica.

La iniciativa se gesta en el seno de la Cancillería y llegará como un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa, en el primer trimestre del 2017. Eso sí, antes será enviada a consulta al Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan).

En entrevista con EF, el canciller González, explicó que la propuesta pretende crear una nueva institución en el país con el objetivo de administrar de una mejor forma los recursos provenientes de la cooperación internacional que recibe Costa Rica.

"Yo soy el primero que no cree en la creación de nuevas instituciones en el país. Costa Rica es uno de los países del mundo quizás que tienen más entidades públicas; sin embargo, esta idea sí la defiendo", indicó el ministro.

La iniciativa de González pretende tomar funcionarios de los ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Hacienda y Planificación Nacional y Política Económica, para conformar la nueva agencia.

Estos funcionarios, según el canciller, trabajan actualmente en tres instituciones diferentes, pero enfocados en la administración y asignación de recursos que entran a las arcas del Estado provenientes de cooperación internacional.

El ministro González sabe que hablar de crear una nueva institución en momentos de estrechez fiscal podría generar anticuerpos para el proyecto en el Congreso, principalmente de diputados de oposición.

La nueva Agencia Nacional de Cooperación tendría varias funciones. Una de ellas es darle seguimiento a los diferentes programas financiados con dinero del extranjero, lo cual permitiría desarrollar nuevos esquemas de trabajo por objetivos y resultados.

Según González, la agencia también podrá promover a Costa Rica como un país que puede recibir más cooperación internacional, pese a que se encuentra catalogado como nación de renta media alta.

Sobre ese punto, el canciller criticó que a Costa Rica se le clasifique como país de renta media con base en el ingreso per cápita de su población, ya que eso no representa que toda la población recibe la misma cantidad de dinero por año.

"Hay población en pobreza y en pobreza extrema que debe ser atendida. También tenemos problemas migratorios como los que enfrentamos este año con los diferentes grupos que llegaron a nuestra fronteras, en fin, hay muchas materias en las cuales el país necesita cooperación internacional", agregó.

Costa Rica es uno de los 108 países del mundo que califican como naciones de renta media de acuerdo con los criterios del Banco Mundial.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), muestran un franco descenso en la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) desde la década de 1990, lo que quiere decir, menos recursos inyectados por países y organizaciones económicas para ayudar a países pobres.

Acuerdo de París y el reto de financiarlo

Costa Rica ratificó el pasado 22 de abril, el Acuerdo de París, un instrumento internacional clave en las negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Ese acuerdo liderado por la costarricense Christiana Figueres, es uno de los logros más importantes del mundo en la lucha contra el cambio climático, pero implica también inversión de parte de los países para implementar medidas y cambios que ayuden al planeta.

El canciller Manuel González cree que encaminar a Costa Rica hacia esos esfuerzos mundiales costará dinero y por eso, el país debe no solo esperar cooperación internacional traducida en dinero, sino que también debe dar algo a cambio.

La agencia tendría la función de administrar la cooperación técnica que Costa Rica puede ofrecer a otros países en buenas prácticas que ayuden a la carbono neutralidad y al cambio climático.

El canciller, Manuel González, pretende crear una Agencia Nacional de Cooperación con el fin de mejorar la administración de esos recursos.
El canciller, Manuel González, pretende crear una Agencia Nacional de Cooperación con el fin de mejorar la administración de esos recursos.

González considera que el país tiene suficiente experiencia en generar energía limpia. A setiembre de este año, Costa Rica acumuló 150 días continuos de producir energía a partir de fuentes 100% renovables.

Los datos del Centro Nacional de Control de Energía (CENCE) mostraron que en agosto anterior, por ejemplo, se generó el 80,2% de la energía de forma hidráulica, 12,6% fue geotérmica, 7,1% eólica y 0,01% solar.

Para el canciller González, el camino que viene para financiar iniciativas de cambio climático hacen que Costa Rica necesite recursos económicos, pero también la posición del país permite que pueda contribuir con conocimiento.

Incluso la idea es poder ofrecer a otras naciones cooperación triangular, lo que significa que un país pone los recursos, Costa Rica pone la asesoría técnica y el país sede implementa el plan.

Costa Rica mantiene la meta de convertirse en el primer país carbono neutral para el 2021 y definió un límite absoluto de emisiones al 2030 que equivale a una disminución del 25% de sus emisiones comparadas al año 2012.