El candidato presidencial del PAC apoya la eliminación de trabas para importar vehículos eléctricos

Por: Manuel Avendaño A. 21 octubre

Consecuente con el discurso del actual Gobierno, Carlos Alvarado considera que es necesario pasar del tributo de ventas a un impuesto al valor agregado (IVA) con un aumento en la tasa del 13% al 15%.

Esta es la primera medida que citó el candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC) cuando se le consultó sobre planes concretos para reducir el déficit fiscal en las arcas del Estado.

También comparte la idea de modificar el impuesto de renta para hacerlo más moderno, tal y como lo propone la reforma fiscal que impulsa con poco éxito la administración del presidente Luis Guillermo Solís.

Carlos Alvarado: ‘Necesitamos un IVA del 15% para atacar el déficit fiscal’
Carlos Alvarado: ‘Necesitamos un IVA del 15% para atacar el déficit fiscal’

Sus focos prioritarios son claros: fortalecimiento de la educación para atacar la pobreza, fomentar modelos de transporte modernos para mejorar la movilidad en las ciudades, y desarrollar el uso de energías limpias.

Se define como un candidato de “la nueva política” por su juventud, sus ideas, y su visión, pero sobre todo, porque no es de los “mismos de siempre”.

EF conversó con Alvarado en la segunda entrevista del proyecto de cobertura Rete al candidato 2018, un espacio en el cual los lectores pueden hacer sus preguntas directamente a los aspirantes presidenciales a través de comentarios en la página de Facebook de este semanario.

¿Cuál es su posición sobre aprobar nuevos impuestos?

Es ineludible pasar del impuesto de ventas al impuesto al valor agregado, porque el encadenamiento permite mayor transparencia. Este tributo tiene que subirse de un 13% a un 15%.

Eso para estar en los estándares de los países desarrollados.

¿También cree necesario reformar el impuesto de renta?

Claro que sí. Necesitamos un impuesto de renta más moderno, uno donde cada quien pague según su capacidad (económica), y eso es algo que Costa Rica no tiene, no se ha implementado, como sí lo tienen otros países desarrollados en el resto del mundo.

¿Qué otra acción tomaría para reducir el déficit fiscal?

Tenemos que ser más eficientes en la parte del gasto, y aquí yo hago una salvedad, lo que Costa Rica necesita en este campo, no necesariamente es hacer recortes por hacer recortes.

Lo que necesitamos es que las inversiones que generamos produzcan un retorno; es decir, que se vea en la sociedad eso que estamos invirtiendo.

¿Considera que el actual Gobierno empezó a discutir la reforma fiscal muy tarde?

Sí. Creo que el actual Gobierno debió aprovechar el capital político que tenía al inicio de la administración para traer este tema a discusión en el país.

¿Cómo piensa vender una idea tan impopular como la reforma fiscal en la campaña política?

En este tema lo que tenemos es un problema de credibilidad, la gente tiene una gran resistencia, con justa razón, a pagar más impuestos al tiempo que no se siente satisfecha con lo que reciben en los servicios, principalmente del sector público.

Necesitamos actualizar el sistema fiscal para que deje de ser regresivo, tenemos un sistema que no está ayudando a las desigualdades en la sociedad.

Pero entonces, ¿cómo planea convencer a los electores para que apoyen una reforma fiscal?

Para creer tenemos que ver eficiencia en lo público, un Gobierno tiene que fajarse para que se vea eficiencia y resultados desde lo que genera para la gente.

Sabemos que la aprobación de la reforma fiscal no es popular, pero es necesaria.

En caso de que no se apruebe la reforma fiscal, ¿Cuál es su plan “b” para obtener recursos?

Hay que verlo en tres dimensiones que son ingresos, gastos, e inversiones. Como país, por lo menos en el ejercicio teórico, debemos buscar un mayor crecimiento económico.

El problema es que estamos llegando a un punto en el cual necesitamos hacer esa intervención y aprobar la reforma fiscal. Creo que como gobernante hay que explorar las opciones, hay muchos gastos que impone la ley.

¿Cómo pretende evitar los impactos del déficit fiscal en las tasas de interés en colones?

Es que casualmente si no resolvemos el tema de los ingresos, lo que vamos a tener es presión en las tasas de interés en colones, por eso es importante mejorar la recaudación tributaria del país.

¿Podría explicar dos acciones para evitar las presiones en las tasas de interés en colones?

Considero que el trabajo del Banco Central y del equipo económico del Gobierno ha sido bastante bueno en esa materia. Las tasas de interés pueden reducirse con los instrumentos disponibles para hacerlo.

También hay que desdolarizar los créditos, hay muchas personas endeudadas en dólares ganando en colones, lo que sin duda genera grandes riesgos.

¿Cuál es su posición sobre el uso de reservas para mantener la estabilidad del tipo de cambio del dólar en el país?

Creo que el Banco Central ha hecho un muy buen trabajo en el último tiempo, y no se ha visto sujeto a las tentaciones del clientelismo político que también llegan a esos niveles.

¿Por qué la gente debería darle cuatro años más al PAC?

Porque si vemos el menú de opciones, todas representan personas y partidos que han gobernado en el pasado, y que no tienen ningún elemento diferenciador en que uno pueda decir: vamos a avanzar, vamos hacia algo distinto, vamos hacia algo mejor.

El PAC en esta primera administración, incluso con su inexperiencia –hay que decirlo–, lo ha hecho mejor que los otros.

¿Cuánto le ha afectado la actuación del exdiputado del PAC, Víctor Morales Zapata, y de otros funcionarios del Gobierno en el caso de la importación del cemento chino?

Yo creo que todo lo relacionado con el caso del cemento ha tenido un impacto en los diferentes partidos políticos, en la clase política, y eso tiene un impacto en el ánimo de la gente y en cómo ven esta campaña electoral.

Casualmente eso hace más crítica esta elección, el caso del cemento ha venido a ser el tema dominante en la agenda, y hay que resolverlo, hay que ir con transparencia hasta el final.

Posiciones

A favor: De aprobar una reforma a los impuestos de ventas y renta.

En contra: Los servicios de transporte como Uber no deben estar por la libre, tienen que regularse.

A favor: De eliminar trabas para importar carros nuevos y usados que operen en un 100% con electricidad.

En contra: Créditos en dólares a no generadores. Desdolarizar operaciones ante el riesgo cambiario.

A favor: Del uso de reservas por parte del Banco Central para mantener la estabilidad en el tipo de cambio.

Fuente: Carlos Alvarado.