ECONOMÍA Y POLÍTICA

Certificación fitosanitaria digital estaría lista en 2016 con Chile y México

El SFE es la entidad encargada de liderar el proceso

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los exportadores de productos de origen vegetal y animal con negocios en los mercados de Chile y México podrán obtener sus certificaciones fitosanitarias o zoosanitarias en línea a partir del 2016.

Estos son los dos primeros mercados a los que el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) se acercó buscando un acuerdo tripartito con el objetivo de modernizar el trámite.

Todos los productos de origen vegetal y animal que salen de Costa Rica hacia cualquier otro mercado del mundo, deben contar con esos certificados.

Actualmente esta garantía solo puede ser emitida de forma impresa y el proceso significa tiempo y riesgos para el exportador.

“La certificación electrónica debe coordinarse país a país”, detalló Karen Fernández Quirós, inspectora del departamento de Certificación Fitosanitaria del SFE.

Costa Rica cuenta con acuerdos comerciales con ambas naciones latinoamericanas y las exportaciones a esos mercados ascendieron a $293 millones durante el 2014, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Para alcanzar el éxito, el SFE deberá superar una serie de pruebas técnicas. Sin embargo, el avance sería solo una de varias tarea pendientes en materia de competitividad y simplificación de trámites.

“No podemos obviar la parte de infraestructura fronteriza y portuaria por ejemplo. Celebramos la noticia, pero hay que seguir trabajando”, comentó Fiorella Bulgarelli, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Beneficios inmediatos

El flujo de exportación parece sencillo.

Una vez que el producto llega al puerto de salida, las autoridades emiten una certificación fitosanitaria que acompañará a la carga hasta su lugar de destino.

Hasta ese momento, las autoridades sanitarias del país importador podrán corroborar los datos que contempla el certificado y aprobar o descartar la entrada del producto a ese mercado.

Es ahí donde destaca el primer beneficio inmediato de la digitalización del proceso: el certificado podrá ser enviado al instante en que se apruebe en Costa Rica.

Diego Gil, presidente de la Cámara de Plantas, Flores y Follajes, detalló que esto permitiría corregir errores hasta antes de que la carga se envíe, evitando en el peor de los escenarios la posible pérdida del contenido.

“Ahora, el proceso no es que sea algo complejo, pero hay ocasiones en que el certificado se tiene que enviar por courier para que llegue antes de la carga y eso implica también un costo”, comentó Gil.

Por su parte, la disminución del fraude internacional –como generación de documentación falsa o modificada, la falsificación de etiquetas o embalajes y contrabando de productos– es otra de las ventajas del nuevo sistema.

Asignaturas pendientes

A nivel de normas internacionales, no es obligatoria la certificación electrónica, por lo que no se traduciría en una exigencia para los exportadores. Sin embargo, la herramienta en línea espera llegar para quedarse.

Fernández, del SFE, plantea la necesidad de educar a los exportadores a través de las cámaras que los agrupan, para incentivar el uso del sistema digital. Sin embargo, admite, que esas coordinaciones deben esperar a que se realicen los estudios pendientes.

“Hay que dejar claro que superamos la primera etapa de selección, la idea es continuar y esperar la aprobación definitiva”, comentó.

Con la adopción de esta iniciativa, el país daría un paso en áreas como la competitividad y simplificación de trámites, pero evidencia, además, la necesidad de mejora que estos rubros requieren.

De acuerdo con el ranking Doing Business 2015, elaborado por el Banco Mundial y que mide la facilidad para hacer negocios en un país, Costa Rica se ubicó en el puesto 83 de 189 países analizados; cinco puestos por debajo en comparación a un año antes.

En este escenario, Bulgarelli de Cadexco, insiste que el país debe seguir trabajando en aprovechar mejor los tratados suscritos, modernizar sus puertos y digitalizar sus procesos.

“Una cosa va de la mano de otra, son temas que suenan trillados pero que no se pueden perder de vista pues generan el crecimiento de las empresas y mayores puestos de trabajo”, aseguró la jerarca.

Se espera que, de aprobarse el sistema con Chile y México, el país envíe un mensaje a otras naciones para extender este tipo de acuerdos .

Sostenbilidad y financiamiento