Normativa enfatiza en diseño y construcción sismorresistente

Por:  14 enero, 2013
Terremotos como el de Cinchona enfatizaron el valor de construcciones antisísmicas adecuadas en el país.
Terremotos como el de Cinchona enfatizaron el valor de construcciones antisísmicas adecuadas en el país.

El Código Sísmico 2010, vigente desde el pasado 13 de enero, actualiza las directrices para diseños más resistentes a los movimientos telúricos entre ellas modificaciones en el mapa de zonificación sísmica del país, según el Decreto Ejecutivo Nº 37070-MIVAH-MICIT-MOPT.

En ese mapa ahora se incluyen distritos de la Zona Norte con amenaza sísmica más alta. El Código los clasifica como zona III, y a gran parte del Pacífico Central como zona IV.

También se clarifican los requisitos generales y de diseño de los sistemas sismorresistentes, donde se introducen modificaciones para el diseño de estructuras de acero que responden a disposiciones sísmicas del American Institute of Steel Construction (AISC).

Para los planos y especificaciones de dichas estructuras se responsabiliza al profesional del diseño mostrar los elementos y conexiones de los sistemas, así como ubicar las zonas protegidas.

Entre otras modificaciones, el Código indica la necesidad de contar con planos de taller y montaje para cualquier sistema sismorresistente, y se incluye un capítulo exclusivo para el diagnóstico y adecuación de obras patrimoniales.

Los cambios en la nueva normativa se basan basan en investigaciones de la Comisión Permanente de Estudio y Revisión del Código Sísmico del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA).

Etiquetado como: