Por: Rafael González 6 septiembre, 2014

La Administración Tributaria trabaja en el marco normativo que regulará el nuevo escenario de retenciones y suministro de información tributaria.

Los cambios más recientes consisten principalmente en los requerimientos excesivos en contenido y plazos requeridos en el llamado AMPO, así como a la entrega de los registros auxiliares de compras y ventas a declarantes y contribuyentes del Impuesto General sobre las Ventas (IGV).

Adicionalmente, se ha buscado ampliar la obligación de retención a los pagos que realicen entidades financieras a sus profesionales externos así como a los pagos canalizados a través de tarjetas de crédito.

A esto hay que adicionarle una nueva propuesta de modificación a través de una resolución general que la semana pasada fue puesta a consulta en la página web de la Administración Tributaria.

Esta resolución modificaría el contenido de los formularios D-151, D152, D-152, D-157, D-158, D-160 y D-161, que constituyen la base de obtención de información de parte de los contribuyentes. Este tipo de información pretende ofrecer a la Administración Tributaria los datos, tanto propios como de terceros, sobre las relaciones económicas, comerciales y profesionales de los contribuyentes.

Muchos de los cambios buscan precisamente adaptar estos formularios informativos a las reformas recientes, incluyendo las referencias a las retenciones del 2% a profesionales arriba indicada, así como las relacionadas con las tarjetas de crédito.

No obstante, se extienden las obligaciones más allá de las actuales, al exigir que la información sea sobre todos los pagos y no se limite solo a contribuyentes, modificando además los códigos que deben suministrarse sobre los clientes y proveedores que realizaron las compras o ventas.

Por ello, resulta importante que tanto los contadores como el personal de cumplimiento de las empresas revisen esta nueva propuesta.