Mociones y discursos eternizan discusión de proyectos impositivos y de gasto

Por: Daniel Salazar Murillo 6 abril, 2016

La Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa está prácticamente paralizada por un proyecto de ley. El debate en el espacio de trabajo parlamentario mantiene un lento progreso entre más de 350 mociones, recesos ocasionales y discursos extensos que eternizan la discusión de las nuevas iniciativas de ley en las que el Poder Ejecutivo pone sus principales esperanzas para aliviar el déficit fiscal.

Mientras tanto, el país regresa a los niveles de deuda de hace una década (el año pasado se registró una deuda pública equivalente a un 50% del Producto Interno Bruto) y la previsión del déficit fiscal para este año corresponde a casi un 6,2% como porcantaje del PIB: una cifra mayor a la del 5,5% de 1994, cuando Costa Rica aprobó su última gran reforma a la recaudación y la imposición de cargas tributarias.

Nueve proyectos, trescientas cincuenta mociones

La convocatoria del Poder Ejecutivo mantiene en la agenda de Hacendarios nueve proyectos de ley. Entre ellos se incluyen el proyecto de Impuesto a personas jurídicas, el tributo al valor agregado y las reformas al impuesto sobre la renta.

Sin embargo, el orden del día -definido por la antigüedad de las iniciativas y por los diputados de la comisión- ha situado como prioridad la discusión de proyecto de Fraude fiscal, sobre el que diputados como Otto Guevara (Movimiento Libertario) o Rosibel Ramos (Partido Unidad Social Cristiana) mantienen su rotunda negativa, al ordenar la creación de un registro de accionistas a manos del Estado.

Por ejemplo, ese proyecto ha consumido la mayor parte de las sesiones del periodo extraordinario, que utiliza su tiempo para debatir las 266 mociones de la inciativa contra el fraude.

Cada una de las mociones permite a los diputados usar quince minutos para referirse a favor y otros quince minutos para referirse en contra de la propuesta, por lo que el tiempo de discusión permitiría a los diputados hablar durante días, mientras vuelven a presentar nuevas mociones para poder continuar en su prolongado uso de la palabra. En concreto, Guevara admite haber utilizado este recurso y asegura mantener su uso hasta el final de la legislatura si el Poder Ejecutivo no elimina el registro de accionistas del proyecto de ley.

infografia

Fuente: Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa

Otros proyectos están tan lejos del Plenario que aún no tienen siquiera mociones. Las leyes de impuestos sobre la renta o al valor agregado suman apenas unas once mociones, mientras que las reformas al Código de Normas y Procedimientos Triburarios o Pensiones no tienen ni una sola.

Guevara y el bloqueo

Mientras tanto, Guevara aprovecha las 266 mociones para demostrar su oposición al registro de accionistas. Una revisión de EF a las últimas quince actas de la Comisión, muestra que el diputado libertario ha enunciado -en promedio- más del 45% de las palabras registradas en los documentos.

Las más recientes sesiones, como la 82 y 83 de Hacendarios, se dedicaron exclusivamente a la discusión sobre la pertinencia acerca de la lectura y posterior enunciación de un documento emitido por la Procuradoría General de la República, que Guevara pidió leer "completo" y "despacio, para poder comprender muy bien su contenido" y que ya varios miembros de la Comisión habían leído.

"Claro que vamos a llegar, no solo diputado Rodríguez, al último párrafo de esa página ocho" dijo el legislador, luego de que iniciara la lectura "sino que también hasta el último párrafo de la página treinta y ocho" advirtió.

Otras sesiones han tenido discursos más folclóricos. Guevara ha aprovechado el tiempo disponible de sus discursos para hacer una revisión por la historia de la banca en último medio siglo, contar anécdotas acerca del expresidente Figueres Ferrer, reflexionar acerca de la canción "Imagine" de John Lennon, o insistir en que la Comisión de Hacendarios seguirá la ruta de "Las Mil y Una Noches" mientras se mantenga la discusión del proyecto de Fraude Fiscal.

"Lo que he dicho es que les voy a compartir un cuento todos los martes y todos los miércoles, trayendo diferentes temas a colación para mantener el interés de los diputados, para que no se aburran tanto" comenta el legislador a El Financiero.

infografia

Consultada sobre su facultad para controlar el uso de la palabra de Guevara, la presidenta de la Comisión Rosibel Ramos aduce que el legislador ha logrado mantenerse en el eje discursivo de las mociones.

"Don Otto, en realidad, se ha referido a las mociones. Inclusive en algún momento ha hablado de otros temas y los diputados le responden", señala. Ramos lamenta que el Poder Ejecutivo no cambie la agenda de proyectos en discusión, que podría permitir el avance en otros proyectos.

"Lastimosamente la falta de diálogo, voluntad y comunicación del Gobierno ha hecho que esto sea tan lento. Estamos en toda la disposición de votar otros proyectos de Pensiones, por ejemplo, pero el Gobierno apostó a solo un tema" asegura.

Al final del túnel

"Vamos para el abismo, nos vamos a asfixiar, y la única forma de que esto no sucede es que hagamos una reforma del Estado. Pero el Gobierno solo quiere impuestos. En Hacendarios está el pulso político y el futuro del país," así describe la Presidenta de Hacendarios la realidad que vive la Comisión en este momento.

Para Guevara, existen dos posibles soluciones al actual bloqueo que mantiene en Hacendarios. Uno de ellos, consiste en la aplicación del artículo 208 bis un procedimiento para el que se requieren 38 votos y que dispensa al proyecto de ley de trámites y discusiones para su pronta aprobación en el Congreso.

Otra solución es eliminar el registro de accionistas del proyecto de ley, o incluír esa propuesta en otro proyecto, a fin de votar inmediatamente la iniciativa contra el fraude fiscal.

Según Ramos, también resulta posible variar el orden del día para discutir otros proyectos de ley, mientras se fraguan las alianzas para la aprobación del texto contra el Fraude fiscal. Todas implican, de momento, apartar de la mesa la aprobación de un registro de accionistas a manos del Estado.

Al cierre de esta edición las fracciones del Partido Acción Ciudadana, Frente Amplio y el Partido Liberación Nacional habían presentado un texto sustitutivo que propone la creación de un registro de accionistas a manos del Banco Central. El partido Movimiento Libertario y Unidad Social Cristiana no formaron parte del acuerdo, pero la alianza procurará aprobar una moción vía artículo 208 bis para pasar el texto directamente a Plenario.

"Yo eso se lo hice ver al Presidente (...) No atasque el trabajo de una comisión con una obsecación. Usted no me va a doblar el brazo: yo no tengo ningún costo político que pagar. Yo estoy representando a la gente que votó por nosotros, lo hago y lo disfruto. Olvídese del Registro de Accionistas o manéjelo en un proyecto aparte"zanjó Guevara Guth.