Futuro del Conavi divide a expertos

No hay punto medio: mejorar o cerrar

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) está en una encrucijada. Entre escándalos, clamores de intervención, de cierre o reformas, la entidad parece enfrentar su hora clave.

Fortalecerlo, organizar sus funciones mejor y darle más recursos, dicen algunos.

Otros quieren que deje de exisitir y que sea sustituido por otra institución nueva.

La premisa común es que el Conavi debe convertirse en algo muy distinto de lo que es hoy.

EF consultó a tres expertos en infraestructura de transportes o alianzas público-privadas a que hicieran el mismo ejercicio que hará una comisión creada, vía decreto, por el Ministro de Transportes, Pedro Casto, cuya meta es, luego de cuatro meses, que rinda recomendaciones de mejora en la gestión del Conavi.

De antemano, Castro ha advertido ante la prensa sobre la necesidad de que el Conavi tenga “un sistema de administración de activos viales en el que todas las decisiones técnicas tengan un soporte real”, y que se dedique exclusivamente al mantenimiento de carreteras.

¿Cómo?

A esa opinión se suma la de darle más recursos al Conavi, y dotarlo de una metodología para definir el tipo de contrato de mantenimiento que ejecutará, así como considerar los ciclos de vida de los proyectos en un modelo de gestión, según sostiene Federico Villalobos, especialista en alianzas público-privadas.

Por su parte, el exministro de transportes, Rodolfo Méndez Mata, menciona la necesidad de descentralizar por completo al Consejo y dotarlo de más recursos técnicos y económicos.

“La clase política debe entender que es impostergable accionar para darle músculo a las instituciones del Estado para que eso se logre en un plazo no mayor a los 10-15 años”, dijo Méndez.

El economista Jorge Cornick propone una solución más drástica y simple: que desaparezca el Conavi y el Ministerio de Transportes (MOPT) se convierta en otra institución.

Sostenbilidad y financiamiento