Mientras China ofrece financiamiento a proyectos por ejecutar casi de inmediato, la cooperación estadounidense mira a futuro y depende de acuerdos regionales.

Por: Gerardo Ruiz Ramón 2 junio, 2013
 Socio. Xi Jinping, presidente de China, firmará una serie de convenios con el Gobierno de Costa Rica a diferencia de Barack Obama, quien retornó a Washington, hace un mes, sin rubricar ningún acuerdo con Centroamérica.
Socio. Xi Jinping, presidente de China, firmará una serie de convenios con el Gobierno de Costa Rica a diferencia de Barack Obama, quien retornó a Washington, hace un mes, sin rubricar ningún acuerdo con Centroamérica.

En efectivo, la ayuda que brindará China tendrá un impacto a corto plazo.

Esa es la principal diferencia entre la visita a Costa Rica que realizó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la que realiza esta semana el mandatario chino, Xi Jinping.

La principal similitud entre sus agendas es que se basan en el libre comercio.

 Cooperación china se enfoca más en planes a corto plazo - 2
Cooperación china se enfoca más en planes a corto plazo - 2

Energía repite pero con matices

Más allá del ámbito comercial, hay otra temática tratada con Obama que encontrará eco.

Las energías limpias están en la lista. Empero, con los chinos, salen a relucir matices.

 Cooperación china se enfoca más en planes a corto plazo - 3
Cooperación china se enfoca más en planes a corto plazo - 3

René Castro, ministro de Ambiente y Energía (Minae), informó que el presidente Xi Jinping viene con dos proyectos concretos para poner en ejecución.

Uno es el giro de $100 millones que manejará el Banco de Costa Rica (BCR) para otorgar créditos para sustituir unidades de transporte público por vehículos que utilicen gas y electricidad.

El otro proyecto se basa en un crédito por $30 millones para que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) construya una huerta de paneles solares de 27 hectáreas que producirá 10 megavatios de electricidad, suficientes para una ciudad pequeña.

Castro destacó que el plan operará en un plazo entre 6 y 10 meses, y tiene como finalidad intentar dotar de electricidad a las 28.000 familias que no tienen el servicio.

La inmediatez de esas propuestas contrasta con las que el país planteó al presidente Obama hace un mes, cuando le solicitó que facilite la importación de gas natural para la generación de electricidad barata.

El titular del Minae reconoce que el sí de Estados Unidos depende de cómo se resuelva la discusión interna sobre la prohibición para exportar petróleo.

Además, está subordinada a que las importaciones de gas sean rentables, lo cual se lograría con la construcción de un gasoducto que atraviese el Istmo, con origen en México, algo que se alcanzaría solo dentro de 4 y 5 años.

Más allá en el tiempo está el desarrollo conjunto del hidrógeno.

Sumados a los planes de energías limpias, la visita de Xi Jinping adelantaría camino para que un crédito por $900 millones para financiar el 70% del costo de la nueva refinería de Moín, plan que Recope pretende desempolvar y concretar en dos meses.

Conociendo al nuevo socio

Igual que con Estados Unidos, el bastión de la relación con China es el TLC que Costa Rica puso en vigencia en agosto pasado.

El viceministro de Comercio Exterior (Comex), Fernando Ocampo, citó como principal diferencia en la relación comercial con ambas potencias el tiempo que tiene de entablada.

“Mientras con Estados Unidos nos une un comercio bilateral maduro y ya conocido, con China apenas estamos iniciando el proceso de conocernos y de entendernos”, dijo.

Según la Promotora de Comercio Exterior, el país exportó a China en el 2011 $247 millones y en el 2012 $345 millones. Las importaciones, en tanto, llegaron a los $1.297 millones en el 2011 y a $1.439 millones el año pasado.

Comex desea aprovechar la visita de Xi Jinping para negociar los protocolos sanitarios que permitan el ingreso de lácteos, carne de cerdo y de pollo costarricense, con el fin de intentar cerrar la brecha comercial.

Amigos ricos, uno más dadivoso

En materia de cooperación, el vicecanciller Carlos Roverssi manifestó que las diferencias marcadas en las relaciones con China y Estados Unidos se deben, precisamente, al reciente nexo con los asiáticos.

“Estados Unidos nos ve como un país de renta media, que no es acreedor de su cooperación. China está concentrada en consentirnos como su único socio en Centroamérica”, consideró.

Mientras las exportaciones a EE. UU. crecen desde las zonas francas por la venida de empresas estadounidenses, las ventas a China se potenciarían con la creación de una zona económica especial, financiada con recursos del dragón asiático para atraer a sus inversionistas a tierras ticas, iniciativa que aún no prospera pero que también recibirá un empujón esta semana, según Roverssi.

El pragmatismo chino, con la billetera en la mano, es más vistoso que la búsqueda de Washington de bloques de consenso.

Una vía más lenta pero más segura, acaso, en el juego de la geopolítica mundial.

Agenda tica para los gigantes

Costa Rica maneja agendas con las potencias basadas en los mismos pilares pero con diferentes matices.

Presidente

Energía

Comercio

Cooperación

Barack Obama

Se le solicitó trato preferencial en la compra de gas natural e intensificar ayudas para desarrollar el combustible de hidrógeno, todo a largo plazo

Hubo una petición de que apoyara el ingreso de Costa Rica a la OCDE y a la Asociación Transpacífica.

La agenda se basó en la lucha contra el narcotráfico para lograr crecimiento económico para la población centroamericana.

Xi Jinping

Dará crédito por $30 millones para que ICE desarrolle energía solar y $100 millones para buses y taxis que no contaminen.

Comex planteará la negociación de protocolos sanitarios para exportar carnes diversas y lácteos en condición favorable.

País le planteará aumentar la cooperación para desarrollar el proyecto de zona económica especial para atraer IED china.