Cooperación repunta sin orden

Gobierno estrenará política a meses de finalizar y pide ayuda según mapa regional y cantonal de desarrollo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/cooperacion-extranjera_ELFCHA20121102_0006_5.jpg
    326x204
    El actual Gobierno se atribuye haber logrado un incremento en la cooperación extranjera.
    / 04 NOV 2012

index

El año de 1990 fue el último en el que Costa Rica superó los $280 millones en cooperación internacional no reembolsable.

Es el costo de haber sido declarado como país de renta media alta, lo cual lo excluyó de la ayuda para el desarrollo.

El flujo de contribuciones financieras venidas del exterior ha caído a mínimos históricos, registrando apenas $8,7 millones en 1997 como punto más bajo.

Fue hasta el 2007 que el monto recibido por el país repuntó, cuando se registraron $179,8 millones, en su mayoría provenientes del Gobierno de China, con el cual se estrenaban relaciones bilaterales en ese año.

El actual Gobierno se atribuye haber logrado un incremento en la cooperación extranjera, reportando $144,2 millones en el 2010 y $101,4 millones en el 2011.

Sin embargo, es hasta ahora que el Gobierno elabora una política de cooperación internacional que el Área de Cooperación Internacional del Ministerio de Planificación (Mideplan) espera tener lista para mediados del año entrante.

Hoy, y como ha sucedido durante años, las instituciones públicas simplemente ignoran la ley que las obliga a reportarle al Mideplan las gestiones que realizan para obtener cooperación internacional no reembolsable, los montos que reciben y el destino que les dan.

La viceministra de Mideplan, Silvia Hernández, afirma que durante la pasada y la actual administración se ha trabajado para poner orden en la materia, con nuevas directrices, ordenamiento de competencias y con diagnósticos sobre la cooperación internacional no reembolsable.

La jerarca afirmó que esta administración ha cumplido con las recomendaciones de la Contraloría General de la República (CGR) que en el 2010 recomendó la redacción de las directrices y la construcción de un registro que el Mideplan denominó como “Sistema de Gestión de Proyectos de Cooperación Internacional” (Sigeci) y que cuenta con información de proyectos financiados con recursos externos a partir del 2009.

Las fuentes de la ayuda

Aunque los datos siguen siendo inciertos ante la poca rigurosidad de las entidades públicas en el traslado de información, Mideplan pudo determinar con los reportes recibidos que, durante el 2011, el país que más cooperación técnica otorgó fue Estados Unidos, con $37,9 millones, para un 73,8% del total.

En el mismo periodo y en el mismo rubro, Japón figuró en segundo lugar con $5,2 millones, mientras que España colaboró con $1,5 millones.

En términos de cooperación financiera no reembolsable, según los datos del Mideplan, fue Holanda el país que más contribuyó, con un total de $3,5 millones en el 2011.

Le siguió Jápón con $1,2 millones y España con $280.000.

A nivel de organismos multilaterales, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fue el que más ayudó con el país durante el 2011.

Según el registro de Mideplan, entre ayuda técnica y financiera no reembolsable la entidad destinó $29,5 millones.

El PNUD informó en octubre pasado que en el ciclo de cooperación 2008-2012 destinó para Costa Rica un total de $60 millones.

¿A dónde van los recursos?

El destino de la cooperación internacional es tan variado como las fuentes que la proporcionan.

Mideplan destaca que el sector que recibió más ayuda extranjera fue el de ambiente, energía y telecomunicaciones, con $167 millones, cifra que representa un 41,7% del total.

Seguridad y justicia figura como el segundo receptor con $159 millones el año pasado.

Del otro lado de la moneda está obras públicas y transportes como el sector que menos cooperación recibió para un monto de $920.000 que representa un 0,2% del total de la ayuda.

Un poco más privilegiado fue vivienda y desarrollo urbano, que fue el destino de $1 millón, un 0,3% del total, durante el 2011.

La viceministra Silvia Hernández atribuyó el aumento en los flujos de cooperación internacional, a la decisión del Gobierno de hacer ver a los cooperantes que, pese al desarrollo alcanzado, hay regiones y cantones de Costa Rica que aún no superan brechas de toda índole, por lo que necesitan de la ayuda foránea para llegar al desarrollo social y económico.

El reto ahora es mantener alta la oleada de recursos y afinar las pautas para invertirlos mejor y con más visión.

Planes en el horno

Los planes que maneja Mideplan para mejorar el uso de cooperación:

1

Agencia centralizadora: El proyecto aún está en revisión y ajuste y no se negocia aún con la Cancillería y el Ministerio de Hacienda.

2

Política: Sería la primera vez que el país contaría con un marco para ordenar la cooperación internacional. Está a mitad del trabajo.

3

Ordenamiento: Fortalece atribuciones del Área de Cooperación Internacional de Mideplan, se ejecuta desde el 2006.

4

Diagnóstico: Desde el 2009 se afina el análisis de la situación de la cooperación internacional. Lo entorpece la falta de información.

5

Sur-Sur: Se intenta convertir a Costa Rica en cooperante con otros países de Centroamérica, a través de ayuda internacional.

Fuente Mideplan.

Sostenbilidad y financiamiento