Costa Rica compite con sus vecinos Panamá y Nicaragua

Por: Eugenia Soto Morales 8 junio, 2014
 Las ampliaciones en centros comerciales como Multiplaza de Escazú forman parte de las inversiones extranjeras que favorecen a Costa Rica.
Las ampliaciones en centros comerciales como Multiplaza de Escazú forman parte de las inversiones extranjeras que favorecen a Costa Rica.

Tres países compiten por la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) en la región centroamericana: Costa Rica y sus dos vecinos Panamá y Nicaragua.

Así se desprende del informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe” dado a conocer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Según el estudio, el crecimiento de la IED en la región ha sido impulsada por la expansión de los sectores servicios, en particular en Panamá y Costa Rica.

Gráfico: IED de Costa Rica y sus vecinos
Gráfico: IED de Costa Rica y sus vecinos

Panamá ha ratificado su buen desempeño en esta materia: el mayor receptor de IED del istmo se convirtió en el mayor de América Latina, según el tamaño de su economía.

Costa Rica y Nicaragua también reciben una cantidad sustancial de inversión, que ha ido aumentando a lo largo de los últimos años y los pone en ese pulso con el país canalero.

En contraposición, la IED dirigida a El Salvador y Guatemala sigue siendo modesta.

No obstante, la IED en Centroamérica continuó creciendo en el 2013 y alcanzó un máximo histórico de $10.691 millones, un 21 % más que el año anterior.

Esto ha hecho que la inversión en manufacturas esté perdiendo prominencia, aunque, con la excepción de Panamá, todos los países del istmo albergan fábricas de manufacturas orientadas a la exportación, significativas en cuanto a empleos y exportación.

“Costa Rica está orientada a la atracción de IED que conlleve procesos de mayor sofisticación y generación de empleos para personal con capacidades técnicas y académicas en servicios corporativos, manufactura avanzada y ciencias de la vida”, dijo Gabriela Llobet, directora de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde)

En su criterio, estos no son necesariamente los flujos de inversión que reciben Panamá y Nicaragua, lo que marca una ventaja competitiva.

Triángulo del sur

El año pasado, la IED de Panamá alcanzó los $4.651 millones en 2013, un 61% más que el 2012 y constituye el 10% del PIB, el porcentaje más alto de todos los países de América Latina.

Según la Cepal, Panamá recibe inversión en manufacturas y recursos naturales, pero esto podría cambiar en el caso de los recursos naturales con el desarrollo de la mina Cobre Panamá. Será una inversión de firmas externas de $6.200 millones.

En Costa Rica, la IED alcanzó los $2.682 millones, el nivel más alto a la fecha, un 15% por encima del año anterior.

Las reformas legales del 2011 abrieron la puerta a la inversión en electricidad, seguros y telecomunicaciones e hicieron que la distribución se oriente a los servicios. En 2013, el sector de los servicios (sin incluir los financieros, comercio y turismo) recibió $794 millones, parecido al 2012.

Por primera vez, las actividades inmobiliarias recibieron la mayor parte la IED ($1.200 millones), tras varios proyectos de hoteles, centros comerciales y complejos de oficinas, realizados por firmas centroamericanas.

En Nicaragua, la IED creció un 5% hasta alcanzar los $849 millones, la segunda cifra más alta de su historia, después de la de 2011.

En relación con el tamaño de su economía, Nicaragua es uno de los mayores receptores de IED de América Latina.

Etiquetado como: