País intentará este año finiquitar ingreso a la OCDE.

Por: Gerardo Ruiz Ramón 12 marzo, 2015
Durante su Gobierno, Laura Chinchilla recibió en Costa Rica al secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría (centro). Costa Rica espera concretar su adhesión a esa organización este año.
Durante su Gobierno, Laura Chinchilla recibió en Costa Rica al secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría (centro). Costa Rica espera concretar su adhesión a esa organización este año.

Costa Rica busca convencer a la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económicos (OCDE) para que realice aquí, en octubre próximo, su cumbre sobre la iniciativa "Base Erosion and Profit Shifting (BEPS)".

BEPS es un conjunto de normas con las que la entidad pretende combatir la evasión tributaria realizada a través de la planificación fiscal agresiva por parte de las empresas.

Según la página oficial de OCDE, la iniciativa intenta cerrar brechas y disparidades en las normas tributarias de las que se aprovechan algunos contribuyentes para trasladar sus ganancias a paraísos fiscales, o a sitios con poca o ninguna actividad económica para evadir el pago de tributos.

Negociación avanzada

El Gobierno incluyó algunos elementos de BEPS en el proyecto de ley de reforma al impuesto sobre la renta que enviará al Congreso a mediados de abril entrante.

El texto de esa reforma y de otra para convertir el impuesto sobre las ventas en el impuesto al valor agregado (IVA) ya se encuentran en consulta pública.

Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda, confirmó a EF que el país ya inició negociaciones con la OCDE para ser sede de la cumbre en la que se le pondría punto final a la redacción de la normativa tributaria que ya se empezó a aplicar parcialmente en los países desarrollados del G-20 desde noviembre.

Otras naciones subdesarrolladas, como Albania, Jamaica, Kenia, Perú y Filipinas, ya iniciaron conversaciones con la OCDE para aplicar esas prácticas contra la evasión fiscal corporativa.

Rodríguez no detalló qué tan avanzadas están las pláticas con la OCDE, que tiene su sede en París, Francia.

Costa Rica iniciará proceso de adhesión

Costa Rica planteó su solicitud de adhesión a la OCDE en mayo del 2013.

La organización está integrada por 34 países con altos índices de desarrollo económico y humano, dotados de aparatos estatales regidos por normas y prácticas modernas y con altos controles de calidad sobre la gestión pública.

De Latinoamérica, pertenecen a la OCDE Chile y México.

Este año, entre los meses de marzo y mayo, la OCDE podría anunciar la formalización del proceso de adhesión de Costa Rica, gracias a que el país ya cumplió con el plan de acción que incluyó la firma de 15 instrumentos para adaptar su sistema estatal a los estándares de ese club de países.

Según un reportaje publicado por La Nación esta semana, el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) está optimista de que el país pueda ser parte de OCDE pronto.

El ministro de Comex, Alexander Mora, indicó que a finales de febrero pasado Costa Rica cumplió con el plan de acción acordado con la OCDE.

A mediados de este mes, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, realizará una gira por varios países de Europa a los que pediría su apoyo para que el país obtenga su membresía de la OCDE.

Solís estará en la sede de la entidad el 16 de marzo entrante.