Inflación se acerca al objetivo del Banco Central Europeo al llegar a 1,8% en enero

Por: Agencia AFP 31 enero
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragui, anunció este 10 de marzo, en Fráncfort, una serie de medidas para tratar de evitar la deflación en la zona euro.
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragui, anunció este 10 de marzo, en Fráncfort, una serie de medidas para tratar de evitar la deflación en la zona euro.

Bruselas, AFP.- El crecimiento en la zona euro se aceleró y los precios de la energía impulsaron la inflación cerca del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), en un contexto de incertidumbre por el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El PIB en las 19 economías del euro aumentó entre octubre y diciembre un 0,5%, por encima del 0,4% registrado el trimestre anterior, mientras que la inflación se aceleró fuertemente al 1,8% en enero desde el 1,1% de diciembre, según cifras publicadas por la oficina europea de estadística Eurostat.

La cifra de crecimiento para el conjunto de 2016 es del 1,7%, en la línea de las previsiones de la Comisión Europea en noviembre y del Fondo Monetario Internacional en octubre, que no obstante ya apuntaron a una menor expansión en 2017 por el Brexit.

"La recuperación es sólida por quinto año consecutivo (...), pero aún es insuficiente para crear todos los empleos que necesitamos", aseguró a los periodistas el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici, para quien el desempleo sigue siendo elevado entre los jóvenes.

El desempleo en la zona euro cayó en diciembre al 9,6%, su nivel más bajo desde mayo de 2009, aunque el número de menores de 25 años sin empleo se situó en el 20,9%, según Eurostat.

Aunque el desempleo experimentó el pasado mes una clara baja en España (del 18,7% en noviembre al 18,4%) y Portugal (del 10,5% al 10,2%), su nivel sigue por encima de la barrera simbólica del 10% en los países del sur de Europa, más castigados por el crash financiero de 2008.

Pese a la importante subida hasta niveles próximos al objetivo del BCE de una inflación cercana aunque inferior al 2%, los analistas estiman poco probable que la institución con sede en Fráncfort cambie su actual política monetaria acomodadiza.

Para Jennifer McKeown, de Capital Economics, los datos recientes de crecimiento y de subida "fuerte" de la inflación en enero servirán para que el BCE reflexione, "pero esperamos que el Banco siga comprando activos hasta 2018".

Pese a los llamados de Alemania, donde el ahorro es rey, el presidente del BCE, Mario Draghi, reiteró a mediados de enero que mantendrá su política, al apuntar que no hay una "verdadera" señal "de tendencia al alza de la inflación subyacente".

De hecho, los precios de la energía impulsaron la inflación en enero tras registrar un 8,1%, respecto al 2,6% el mes anterior y un -1,1% en noviembre. Sin embargo, la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía y de los alimentos no elaborados, se mantuvo estable en el 0,9%.

"La tendencia observada en enero refleja el significativo efecto que tiene el aumento de los precios del petróleo sobre la inflación", apuntó el economista de Natixis, Jesus Castillo, quien destacó el aumento en enero de la inflación en España (a 3%) o Alemania (a 1,9%).

Para Castillo, "a pesar de la solidez de la recuperación económica", las "numerosas incertidumbres" como la evolución política en Estados Unidos, pero también las elecciones en Francia y Alemania este año, podrían afectar al crecimiento del PIB.