Participación laboral de las mujeres anota 3,6 puntos porcentuales menos que el año pasado

Por: Daniel Salazar M 10 noviembre, 2016
Subempleo e informalidad cayeron entre el 2015 y el 2016: especialmente entre las mujeres. El subempleo femenino pasó de 15,9% a 11,4% en ese período.
Subempleo e informalidad cayeron entre el 2015 y el 2016: especialmente entre las mujeres. El subempleo femenino pasó de 15,9% a 11,4% en ese período.

89.000 personas dejaron de trabajar o buscar empleo con respecto al año pasado. La caída de 3,3 puntos porcentuales en la tasa de participación laboral interanual abona una tendencia marcada desde los últimos trimestres del 2015. La participación laboral (de hasta 62,7% en el 2014) cayó hasta un 57,7% entre julio y setiembre de este año, lo que implica que cada vez menos menos personas están trabajando o buscando un empleo.

Así se desprende de los últimos indicadores del mercado laboral costarricense publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos para la Encuesta Continua de Empleo.

Además, las dificultades para encontrar trabajo se mantienen sin fuertes variaciones con respecto al año pasado. El nivel de desempleo se mantiene en un 9,7%: acostumbrado porcentaje para la tasa registrada en los dos últimos años (que oscila entre un 9% y 10%). Eso se traduce, actualmente, a unas 212.000 personas sin empleo (54% de ellos hombres).

El estancamiento en el nivel de desempleo no es una buena notifica pues, según lo detalla el último informe del Estado de la Nación, "el resultado sería peor de no ser por el menor crecimiento en el número de personas en edades productivas". El informe también destaca la tendencia de un grupo de la población que, al no encontrar empleo, se vio desalentada y dejó de buscarlo: lo que la descarta en los cálculos de desempleo.

Cae el subempleo, especialmente entre mujeres

Los resultados también anotan algunas tendencias de interés para este último trimestre. Por ejemplo, la reducción de la participación laboral se torna más evidente entre las mujeres (donde cae 3,6 puntos porcentuales) y entre los trabajadores de zonas urbanas (donde desciende 4,0 puntos).

También resalta la caída en el subempleo, especialmente para mujeres.

En el último trimestre el porcentaje de personas ocupadas que trabajan menos horas de las que podrían o participan en trabajos mucho menos calificados de los que podrían desempeñar es de 9,0%: un porcentaje mucho menor al 11,7% del año pasado. El cambio es especialmente importante entre las mujeres: en un año el subempleo pasó de 15,9% a 11,4% para este grupo poblacional.

Las mujeres también registran datos positivos con relación a la informalidad. Esa categoría, que incluye a las personas que no están inscritas en la seguridad social, que trabajan como ayudantes sin remuneración, o que trabajan por cuenta propia sin estar inscritos formalmente, ha descendido 5,5 puntos porcentuales con respecto al año pasado.

"Hemos venido trabajando por velar por que los costarricenses tengan un empleo decente, pero también que los empleos que se produzcan respeten los derechos de las personas trabajadoras. Estos números son un aliciente para seguir trabajando en esa dirección”, resaltó el Ministro de Trabajo, Carlos Alvarado.

Las mayores caídas en las cantidades de ocupados por el tipo de empleo se registran en la industria manufacturera, donde trabajan 41 mil personas menos que el año pasado. El fenómeno afecta especialmente a los hombres. También hay una caída de 29 mil personas en actividades dedicadas a trabajos donde el hogar es un empleador (como los empleos domésticos): 29 mil personas trabajan menos en ese sector, buena parte de ellas mujeres.

Si usted desea conocer más información al respecto de los últimos datos de la Encuesta Continua de Empleo, puede consultar el último informe en este enlace.