Larga lista de pendientes los aguarda

Por: Gerardo Ruiz Ramón 4 enero, 2015
 El plenario estará vacío hasta el 19 de enero entrante. Los diputados terminarán ese día un mes de receso al que se entregaron pese a no haber logrado avances sustanciales durante diciembre pasado.
El plenario estará vacío hasta el 19 de enero entrante. Los diputados terminarán ese día un mes de receso al que se entregaron pese a no haber logrado avances sustanciales durante diciembre pasado.

Igual que el mal estudiante, los diputados se fueron a vacaciones de fin de año sin haber hecho la tarea. Prefirieron dejar sus obligaciones pendientes para cumplirlas durante este enero, según lo permitan los avatares políticos.

En esas circunstancias es imposible hacer balance de lo transcurrido hasta ahora de las sesiones extraordinarias, que se iniciaron el pasado 1° de diciembre y culminarán el 30 de abril.

Un solo proyecto de ley, el presupuesto extraordinario por ¢21.000 billones, es todo lo que tienen los diputados en la canasta de las iniciativas aprobadas durante estas extraordinarias.

Por el contrario, el cesto de los asuntos por resolver luce lleno.

A río revuelto, todos perdieron

Las voces legislativas atribuyen su inacción durante las dos semanas de trabajo de diciembre al caldeado ambiente político que tuvieron que enfrentar. Este habría impedido que se desarrollara el diálogo necesario para sacar adelante los proyectos de ley que convocó Casa Presidencial para su debate.

La negativa del Poder Ejecutivo de aceptar recortes por ¢97.000 millones en su presupuesto del 2015 y el levantamiento del veto al proyecto de Reforma Procesal Laboral, dicen los diputados, fueron las cabezas de agua que alborotaron el río político. A su paso, arrasaron con los flotadores que se le lanzaron al diálogo, y este zozobró sin dar frutos.

“El Gobierno embarrialó la cancha. Es una lástima porque esta Asamblea tiene buena voluntad para ayudar, pero a Casa Presidencial le ha faltado mucho tacto y destreza; perdió la confianza de la oposición”, lamentó Mario Redondo, diputado de Alianza Demócrata Cristiana (ADC).

Los efectos del golpe político que dio el presidente Solís al eliminar el veto sobre la reforma al Código de Trabajo no es la única razón que citan los legisladores para explicar su pobre desempeño durante las últimas semanas del 2014.

Ottón Solís, diputado del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC), criticó la calidad de las convocatorias de proyectos de ley que se hicieron desde Zapote.

Las palabras del legislador lo ponen más en la acera opositora que en la oficialista.

“En esas convocatorias no hubo nada que entusiasmara o que enojara a Costa Rica y eso revela que no hubo peso en la agenda”, manifestó quien dijo haber acabado diciembre cansado de no hacer nada en el Congreso.

Meses provechosos

Víctor Morales, diputado del PAC y mano derecha del presidente Solís en el Congreso acepta la responsabilidad por la nula productividad de diciembre.

Empero, de inmediato, pide al país ver más atrás en el almanaque donde, afirma, podrán encontrar los frutos que han dado los legisladores de mayo a la fecha.

“A esta Asamblea Legislativa se le debe la aprobación de la reforma para operativizar el Sistema de Banca para Desarrollo, haberle dado rango constitucional a la pluriculturalidad y multietnicidad de Costa Rica, así como prohibirles a los diputados aspirar a la Defensoría de los Habitantes y limitar sus aumentos salariales anuales”, justificó.

Morales, Ottón Solís y Mario Redondo esperan que al volver del receso, el 19 de enero, ellos y sus restantes 54 compañeros entren en una dinámica productiva que haga olvidar los pobres números que arrojan las extraordinarias.

Sin embargo, los tres aceptan que para eso suceda el Poder Ejecutivo deberá emplearse de lleno para recuperar la confianza que perdió de los actores políticos y sociales en la coyuntura del Presupuesto 2015 y de la Reforma Procesal Laboral.

El canasto vacío

Reforma fiscal parcial: El Poder Ejecutivo había anunciado para diciembre la llegada del plan para convertir el Impuesto de Ventas en el Impuesto al Valor Agregado (IVA). No obstante, el proyecto no ha sido convocado hasta ahora.

Carreteras: El crédito con China para ampliar a cuatro carriles un tramo de más de 100 km de la Carretera a Limón sí figuró en la primera convocatoria de proyectos hecha por Casa Presidencial, sin que su futuro se resuelva todavía. Tampoco caminó el plan para construir la vía San José-San Ramón con un fideicomiso.

La DIS: Los legisladores tampoco han encontrado espacio para debatir el proyecto de ley que convocó el Gobierno para transformar la polémica Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) en la Dirección de Inteligencia Estratégica Nacional (DIEN) para quitarle el tufillo de órgano político que reclaman varios partidos.

Fuente Archivo.