Cierre de fronteras a productos de la cooperativa se prolongaron por dos meses

Por: Daniel Salazar M 28 julio, 2016
 Dos Pinos usa el agua tratada que produce la planta de producción en la realización de tareas de limpieza y riego de las áreas verdes. Además, cuenta con sensores automáticos en los grifos de lavado de manos en pilas de alto tránsito.
Dos Pinos usa el agua tratada que produce la planta de producción en la realización de tareas de limpieza y riego de las áreas verdes. Además, cuenta con sensores automáticos en los grifos de lavado de manos en pilas de alto tránsito.

Dos Pinos envió este jueves sus primeros contenedores con productos hacia Nicaragua.

Luego de un cierre de fronteras a los lácteos de la cooperativa prolongado durante dos meses, la empresa reintegra su participación en el país vecino, al que exporta cerca de $15 millones anuales en productos.

La medida -que desde el 6 de junio impidió la exportación de los más de 650 tipos de productos generados por la empresa- se justificó desde el Gobierno de Nicaragua a partir de inconformidades en la infraestructura de las plantas que se habían encontrado desde noviembre del 2015.

No fue sino hasta este miércoles 27 de julio que la empresa productora obtuvo la autorización del Instituto de Sanidad y Protección Agropecuaria de Nicaragua para reestablecer sus exportaciones. El permiso se extiende por un periodo de tres años.

En entrevista telefónica con EF, Francisco Arias (Gerente de Relaciones Coorporativas de Dos Pinos) compartió sus opiniones y planes con respecto al reestablecimiento de las exportaciones. Aquí un breve extracto de la conversación.

EF: Durante estos dos meses, ¿cuál fue el impacto de este cierre de fronteras para Dos Pinos?

Francisco Arias:

Aproximadamente unos dos meses fue lo que duró este cierre de mercado para los productos de Dos Pinos. Nosotros estamos colocando en ese mercado entre $1,5 milones y $2 millones (mensuales).

"Durante este lapso lo que se hizo para minimizar el efecto fue una gestión para colocar una parte de esos productos en otros mercados donde también tenemos certificación (nosotros tenemos permiso para exportar a más de diez países) y, en paralelo, hicimos una gestión adecuada de inventarios para mitigar el efecto".

EF: Señalaba usted que mensualmente Dos Pinos vende a Nicaragua vende cerca de $1,5 millones al mes y un aproximado de $15 millones por año. ¿Se tiene una cuantificación de las pérdidas?

Francisco Arias:

Hay un tema de gestión de inventarios, de forma que el efecto negativo se gestionó para que fuera el mínimo posible. No tenemos en este momento (un cálculo de pérdidas), tratamos de gestionarlo a través de colocación e inventario, pero siempre hay un efecto al cerrarse un mercado y, por eso, queremos retomar con fuerza el envío de producto para compensar el lapso en el que no pudimos enviar productos.

EF: ¿Qué tan importante es Nicaragua -en términos estratégicos- para Dos Pinos?

Francisco Arias:

Todos los mercados son importantes. Nicaragua no es el destino donde enviamos más productos, en el caso de Centroamérica, anualmente se exportan entre catorce y quince millones de dólares al mercado con un portafolio diversificado (leche en polvo, leche de larga duración, quesos, etcértera).

Aunque no es el mercado al que se destina la mayor parte de la exportación, tenemos perspectivas de seguir creciendo allí.

EF: ¿Cómo valoró Dos Pinos la decisión del gobierno nicaragüense de cerrar la frontera a sus productos lácteos?

Francisco Arias:

Fue sorpresivo, si se quiere. Después de haber atendido las diferentes no-conformidades que tenían que ver con temas de infraestructura -en ningún momento con temas de calidad o inocuidad de los procesos- que la respuesta que obtuviésemos era que no teníamos la aprobación.

Este es un tema de cumplimientos técnicos, de protocolos y de reglamentos en los que somos muy cuidadosos. (...) Bajo esa perspectiva siempre tuvimos la expectativa de que el tema se fuera a arreglar pronto.

EF: ¿Cuáles son los planes futuros de Dos Pinos en Nicaragua? ¿Este antecedente genera inseguridad para la cooperativa?

Francisco Arias:

Nuestro mercado natural de crecimiento es Centroamérica y el Caribe. Todos los países son importantes y Nicaragua no es la excepción. Todavía Nicaragua tiene un consumo per cápita que da espacio para poder crecer y nuestra intención es seguir consolidando nuestra participación en el mercado nicaragüense, así que vemos hacia delante una trayectoria de consoldiación de ese mercado.

En la medida en que haya un respeto a toda la parte técnica y en que exista una comunicación fluida entre las comundiades se tiene un espacio para ese crecimiento que tenemos previsto en el mercado nicaragüense.