ELECCIONES 2014

¿Cuál será el legado del próximo presidente?

Cuatro de los cinco principales candidatos definen un proyecto estrella

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/elecciones2014-Johnny_Araya-Otto_Guevara-Luis_Guillermo_Solis-Rodolfo_Piza-Jose_Maria_Villalta_ELFCHA20140124_0005_5.jpg
    326x204
    ¿Cuál será el legado del próximo presidente?
    / 24 ENE 2014

index

Cuatro de los cinco postulantes con mayor intención de voto, según las encuestas, se comprometieron a cumplir con un proyecto estrella si llegan a Zapote.

Eliminar la pobreza extrema y generar empleo son las prioridades sobre las cuales, al finalizar los cuatro años de un eventual gobierno, deberán rendir cuentas ante los electores.

Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional (PLN); Otto Guevara del Movimiento Libertario (ML); Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), y José María Villalta, del Frente Amplio (FA), definieron el legado que quieren dejar si alcanzan la Presidencia.

Empero, Villalta no ligó su objetivo principal a un programa concreto o a una meta específica.

Rodolfo Piza fue el único candidato que se negó a identificar un proyecto estrella y dijo que su compromiso es cumplir varias metas en un posible gobierno.

Los puntuales

“Costa Rica Solidaria” es el principal propósito de Araya, del PLN, el cual tiene como meta sacar de la pobreza extrema a 340.000 ticos, que representan el 6,4% de la población.

Otto Guevara, del ML, promete generar 500.000 puestos tras los cuatro años de administración.

Erradicar a 0% la pobreza extrema que sufren los 88.557 hogares en Costa Rica, según la Encuesta Nacional de Hogares 2013, es también el proyecto estrella de Luis Guillermo Solís del PAC.

El FA se compromete a reducir la desigualdad y la pobreza, pero no dio los porcentajes en los que bajará dichos indicadores.

¿Cómo lo lograrán?

El vehículo de ayuda social directa de Araya para bajar la pobreza extrema a 0% será mediante la creación de un bono alimentario que dará por mes a cada persona en estas condiciones: ¢19.530 en zonas rurales y ¢20.834 en zonas urbanas, lo que permitirá un ingreso entre ¢80.000 y ¢85.000 por familia al mes.

Durante los dos primeros años de un posible gobierno liberacionista, el bono se financiará con superávit de Asignaciones Familiares y Recursos de Instituto Mixto de Ayuda Social. Y en los últimos dos años también se utilizará adicionalmente el presupuesto nacional de Hacienda.

“Estamos conscientes de que con el resto del sector de gente pobre, lo más importante es la política de empleo y no de asistencialismo, pero si hay un sector que, si no es con ayudas, no puede garantizarse lo mínimo”, dijo Araya.

Guevara explicó que para lograr crear los 500.000 puestos de trabajo se basará en cuatro motores. El primero será dinamizar la construcción y eliminar las trabas que afectan a quien quiere hacer un proyecto inmobiliario y en la construcción de la infraestructura pública. Además, promete aumentar la atracción turística, que pasará de 2 a 3 millones de visitantes.

Apoyará al sector agropecuario, evitando la pérdida de trabajos y aumentando las plantaciones para darle mayor valor a los productos agropecuarios.

El cuarto motor será reforzar la atracción de inversión extranjera directa (IED) a través del establecimiento de reglas claras, mayor seguridad jurídica, mejoramiento de la capacitación del recurso humano y garantizando la disminución del costo de la electricidad. “Cuando digo bajar el precio de la luz, me refiero a que debe abrirse el mercado energético y ese será también uno de mis grandes legados”, mencionó Guevara.

Las autoridades del PAC aseguraron que eliminarán en cuatro años la pobreza extrema a través de la ayuda social directa y la movilización del mercado.

Dijo que el primer objetivo lo financiarán a través de los fondos de Asignaciones Familiares, que son más de ¢500.000 millones por año distribuidos en diferentes instituciones, y pondrán a funcionar el registro único de beneficiarios en el que combinarán todas las variables que presenten las diferentes instituciones para saber qué están recibiendo las familias.

Paralelamente buscarán la movilización social con una mejor educación, trabajos, asegurando el salario mínimo, fortalecerán la estructura de cuido para mujeres y se reforzarán 1.500 emprendimientos por año.

Villalta dijo que reducirá la desigualdad y la pobreza por medio de la formulación de un sistema de banca para el desarrollo, la reactivación del Consejo Nacional de Producción, con el fortalecimiento del Ministerio de Trabajo y la aprobación de la Ley del Salario Mínimo Vital.

En el marco de la recuperación del tejido productivo, le apuesta a generar fuentes de trabajo estables y bien remuneradas a través de la ampliación del mercado interno, el fortalecimiento de la economía social y la promoción de encadenamientos productivos entre el sector exportador y la producción local.

Sin programa puntual

Entre las prioridades de Piza está la simplificación de trámites, que será el primero en cumplir.

Afirmó que se compromete a garantizar 1.000 médicos de barrio, bajar las listas de espera a la mitad, construir un metro en la ciudad de San José, fortalecer la identidad propia en los colegios y en el tema cultural y abrir teatros en los sitios donde haya más de 20.000 habitantes.

Agregó que dejará un país con un déficit fiscal menor del 3% del Producto Interno Bruto y bajará en un 25% el nivel de pobreza, es decir, pasarla del 20% al 16%, con énfasis en pobreza extrema.

Sostenbilidad y financiamiento