A recargar la contingencia eléctrica

Poder Ejecutivo retomó diálogo con sector empresarial y sindicatos para resucitar proyecto de ley

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos

index

El Gobierno busca, una vez más, generar corriente para la negociación del tema.

Los esfuerzos son tímidos de momento, pero en Zapote aseguran que tienen la energía para volver a la vida el que fuera uno de los proyectos estrella del Gobierno en sus inicios.

La propuesta entró en paro a mediados del año pasado, cuando se le acabó el plazo a la comisión especial que la debatió sin éxito.

Cayó en coma en mal momento, cuando la generación de hidroelectricidad bajaba un 1,76% y el uso de fuentes térmicas aumentaba un 34,65%, según datos de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep).

Hoy el panorama de la matriz energética no es distinto y, más bien, amenaza con empeorar.

Esto porque las compras de combustible y la importación de energía se incrementan. Según la Gerencia de Finanzas del ICE, el año pasado se gastaron ¢83.462 millones en ese rubro, que este año rondaría los ¢122.300 millones.

En discusión, otra vez

El ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, dice que Zapote está consciente de esa realidad. Y es el brazo del Poder Ejecutivo el que se estira para enchufar de nuevo las pláticas.

Benavides dijo que a la mesa de diálogo se sientan los empresarios, consumidores, las instituciones públicas involucradas y los partidos políticos.

Víctor Granados, diputado del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), que preside el Congreso, agregó que en las negociaciones también participan las fuerzas sindicales del ICE.

Por ahora no son visibles acciones políticas concretas para rescatar la propuesta de ley.

Esta permite un aumento de la generación de electricidad para hacer frente a la demanda.

El primer paso del plan fuera del cajón del olvido será la asignación a una nueva comisión.

Granados declaró a EF que está a la espera de los resultados del diálogo que impulsa Casa Presidencial para designar el panel que recibirá el proyecto.

“Consideramos que las comisiones más indicadas serían la de Asuntos Económicos o la de Gobierno y Administración”, dijo.

Granados descartó nombrar una nueva comisión especial similar a la que feneció el año pasado, descargada por falta de voluntad política.

Benavides, por su parte, no precisó si las conversaciones con los sectores derivarán en un nuevo texto para el plan de ley, más sencillo, en aras de facilitar acuerdos en sede legislativa.

Pero allí, precisamente, los vaticinios no son buenos. Juan Carlos Mendoza, quien representó al Partido Acción Ciudadana (PAC) en la extinta comisión, afirmó que no ve espacios políticos para que el tema sea debatido durante el tiempo que resta al Gobierno.

Como condiciones para que eso suceda, Mendoza dijo que el debate debe situarse en el fortalecimiento de la institucionalidad, la mejora regulatoria y en afinar los contratos entre el Estado y los cogeneradores.

Desesperación empresarial

Ajeno a ese debate ideológico, el sector empresarial resume la problemática energética en la pérdida de competitividad frente a los productores de otros países, donde pagan hasta un 66,6% menos por kilovatio hora.

Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), exigió la aprobación del plan de “Ley de contingencia eléctrica”.

“En este primer semestre las tarifas subirán hasta un 28% por gastos de combustible; en el 2013 hay que pagar casi ¢10.000 millones por ser parte del mercado regional, pero lo que se exporta es insignificante”, manifestó.

El industrial señaló que si la demanda de electricidad creciera al mismo ritmo previo a la crisis del 2009, al país no le quedará más remedio que usar más la generación térmica.

Las dudas también se ciñen sobre la nueva metodología tarifaria de Costo Variable por Combustible (CVC), que rige desde enero pasado.

“Le brinda al ICE un cheque en blanco para que gaste todo lo térmico que desee, pues se le reconocerá automáticamente en tarifas”, reclamó Rivera.

Ronald Jiménez, presidente de la Asociación Costarricense de Grandes Consumidores de Energía (Acograce), recalcó que la situación del país en materia energética no está para soportar diferencias ideológicas.

“Las tarifas que pagan todos los consumidores se han duplicado en 5 años. A falta de acuerdos en la torre de Babel legislativa, al menos debería aprobarse el proyecto de contingencia”, reclamó.

A diferencia del sector industrial, Jiménez afirmó que no ve factible otro texto para ese plan durante este Gobierno.

“Nuestra impresión es que a este tema el Ejecutivo le tenía miedo, pereza o desidia, tanto así que dejaron que venciera el plazo de la comisión legislativa”, reprochó el empresario.

La nueva carga para la discusión energética llega en momentos en que el sector empresarial y el residencial tratan de mitigar el impacto tarifario. Los industriales ven una salida en la sustitución del diesel y búnker por gas natural. Sin embargo, el ICE no ve esa posibilidad a corto plazo.

Así, a la falta de acciones políticas se suma a la escasez de alternativas. Queda por ver si en el año que le resta, la administración tiene la energía para reactivar y culminar esta reforma.

Contenidos

Así busca el plan de contingencia atender la demanda de electricidad:

Fuentes renovables: Privilegia el uso del viento, el agua, el sol y la geotermia para generar electricidad, en lugar de combustibles fósiles.

Nuevo rector: Fija al Ministerio de Ambiente y Energía como el rector con nuevas potestades de dictar políticas a los generadores.

Mercado regional: Autoriza a los generadores públicos y privados a colocar sus excedentes en el Mercado Eléctrico Regional (MER).

Planificación: Crea la Secretaría Ejecutiva de Planificación, que fijará plazos, criterios de tiempo y de tecnologías para usar en la generación.

Concesiones: Autoriza al ICE para hacer uso de concesiones de agua para hidroelectricidad, con solo informar al registro respectivo.

Fuente Ley de Contingencia Eléctrica.

Sostenbilidad y financiamiento