Asciende a 45,3% de la población ocupada del país al primer trimestre del 2015

Por: Alejandro Fernández Sanabria y David Ching Vindas 24 mayo, 2015
 Género. Al 2013,el 40% de hombres tiene un empleo informal. Ese porcentaje crece a 49% entre las mujeres.
Género. Al 2013,el 40% de hombres tiene un empleo informal. Ese porcentaje crece a 49% entre las mujeres.

La incapacidad de la economía de crear empleos que cumplan con las garantías mínimas mantiene su crecimiento.

El empleo informal de Costa Rica ascendió al 45,3% de la población ocupada en el primer trimestre del 2015, indicador que viene en crecimiento, según datos de la Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

La cifra ha oscilado entre el 36% y 45%. La tendencia de aumento paulatino de este tipo de empleo se registra a partir del primer trimestre del 2012.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

De ese trimestre al más reciente del 2015, el aumento es de 7,7 puntos porcentuales, para una cifra absoluta de casi un millón (929.000) de trabajadores con una ocupación caracterizada por la ausencia de seguro social, pago únicamente en especie o por una única vez a un colaborador, entre otros rasgos.

La Organización Internacional del Trabajo advierte que, “aunque no es posible generalizar con respecto a la calidad de los empleos informales, con frecuencia implican malas condiciones laborales y está relacionada con el aumento de la pobreza”.

¿Por qué?

La principal razón inmediata de este aumento entre el 2014 y el 2015 es la creación de más empleos en el sector agrícola, la ganadería y la pesca, con un incremento interanual de 54.000 personas ocupadas.

María Luz Sanarrusia, coordinadora de la Encuesta Continua de Empleo, explicó que ese tipo de trabajos se asocian con la informalidad y personas que realizan labores no remuneradas.

“Estamos hablando de recolectores de café, por ejemplo. De personas que trabajan para los cultivos que generan ingresos para su familia o su casa”, dijo Sanarrusia.

Esto sucede en el contexto de un estancamiento de la creación de empleos en Costa Rica.

Al comparar interanualmente el desempleo, este se mantiene en un 10%.

Junto al aumento de empleos agrícolas, repuntó también la ocupación en actividades de industria manufacturera en 40.000 personas. Por su parte, el comercio y la reparación de vehículos sufrieron la mayor disminución interanual de ocupados, al registrar 73.000 personas menos en estas actividades.

También se registró una menor ocupación en transporte y almacenamiento, con 21.000 ocupados menos.

Más a fondo

El fenómeno de la informalidad laboral ha sido sujeto de amplio debate. En el 2014 el propio INEC emitió un informe en el cual profundizaba en las características de ese tipo de trabajadores con base en tendencias del 2013.

Tal investigación mostraba que la presencia del empleo informal varía según el género, la edad y la escolaridad de los ocupados.

Entre los hombres, el 40% tiene un empleo informal. Ese porcentaje crece a 49% entre las mujeres ocupadas.

De acuerdo con la edad, la mayor concentración se registra en las edades entre 25 y 34 años, y entre 45 y 59 años.

Al último trimestre del 2013, estos grupos abarcaron el 52% del empleo informal, y son mayoritarios tanto dentro de los hombres como las mujeres con empleo informal.

En términos generales, dice el INEC, la población ocupada con empleo informal tiene un bajo nivel educativo. Para el cuarto trimestre del 2013, el 74% de los ocupados con un empleo informal tenían entre primaria incompleta o menos y secundaria incompleta.

Posibles soluciones

En anteriores ocasiones EF conversó con expertos en empleo para conocer posibles abordajes que solucionen tal fenómeno.

Sanarrusia ha sostenido que los datos sobre el crecimiento del empleo informal representan una oportunidad para los encargados de crear políticas públicas faciliten una mejora en las condiciones de empleo de la población.

Por el lado de la oferta, Jorge Vargas Cullel, director a. í. del Programa Estado de la Nación, considera que el empleo informal se debe atacar con un cambio en el perfil de la fuerza laboral por medio de mejoras en los programas del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), que debe encargarse de “reentrenar” a aquellos trabajadores técnicos con afanes de superación.

Por el lado de la demanda, agregó el investigador, se debe mejorar el acceso al financiamiento para la innovación y políticas explícitas para apalancar el emprendedurismo. El empleo debería ser el puente entre la política social y la económica, añadió Vargas Cullel.

¿Informal?

Sin seguro social: El trabajador informal carece de seguridad social financiada por su empleador.

Sin salario: Lo constituye aquel trabajador que solo recibe pago en especie o al que le pagan una única vez, quien, por la naturaleza de su contratación, se considera que no es susceptible de rebajos del seguro social.

Sin ningún pago: También es un empleado informal aquel que ocupa un puesto de ayudante sin remuneración alguna.

Por cuenta propia: Los trabajadores y empleadores por cuenta propia que tienen empresas no constituidas en sociedad, es decir, inscritas ante el Registro Nacional, y que no llevan una contabilidad formal periódica también son trabajadores informales.

Empleo temporal: Los trabajos ocasionales de menos de un mes también son empleo informal.

Fuente INEC.