Empresarios entre la incertidumbre y la cautela ante encuesta de Unimer

Encuesta arroja un empate técnico entre José María Villalta, Johnny Araya y Otto Guevara


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Con incertidumbre y cautela. Así reciben los empresarios el resultado de la encuesta de Unimer para La Nación, publicada este jueves y la que arroja un empate técnico entre tres de los 13 candidatos que aspiran llegar a Zapote.

Según datos de Unimer, José María Villalta del Frente Amplio tiene un apoyo del 22,2% de los probables votantes, Johnny Araya de Liberación Nacional (PLN), el 20,3% y el libertario Otto Guevara un 20,2%.

Randall Murillo, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción, dijo que les causa incertidumbre y preocupación el panorama electoral por los efectos que le causa al sector de la construcción.

"A mayor incertidumbre la gente pospone sus decisiones. Hay poca claridad y viendo un empate técnico causa una incertidumbre a lo que podría venir, sobre todo porque las ideologías y posiciones son diferentes, algunas muy radicales entre ellas, desde el gran inversionista hasta el pequeño están a la expectativa de saber qué políticas económicas vendrían", dijo Murillo.

Muy preocupado también se mostró José Manuel Hernando, presidente de la Cámara de la Industria Alimentaria (Cacia), ante los resultados de la encuesta.

"Sostengo lo mismo de mis agremiados que han parado inversiones hasta que esté claro el panorama político. Nos da miedo un cambio de timón del país. Los agremiados tienen incertidumbre por esto y están prudentes ante quién va a llegar".

Hernando señaló que la empresa Unimer es muy seria en su trabajo y que ahora algunos cuestionan los resultados porque no son como los querían.

"La compañía es muy seria y hay metodologías que se aplican", dijo.

Por su parte, Rónald Jiménez, vicepresidente de la Cámara de Tecnologías de la Información (Camtic), dijo que aunque las encuestas siempre han sido un instrumento valioso, no son ciencia exacta y mucho menos en este momento histórico donde la volatilidad no tiene matemática aplicable.

"Ante los datos le puedo decir que nos preocupa el rumbo del país, porque va a definirse y si hay empate técnico no es tan importante como la decisión del país hacia donde queremos ir".

Añadió que: "Sentimos incertidumbre porque las tecnologías de la información son el motor de la nueva economía y nos preocupa que Costa Rica vaya a dar un salto hacia atrás en cuanto a las nuevas tecnologías y el manejo del mercado mundial. Nos preocupa también el aprovechamiento del capital intelectual por parte de las empresas locales como de las transnacionales y que ese gran avance que ha hecho el país como marca se pudiera perder si hubiera un cambio de rumbo", dijo.

Renato Alvarado, presidente de la Cámara de Porcicultores, define como desafortunado el hecho de que a estas alturas no haya ninguna definición en el electorado para tener claro desde la perspectiva empresarial a quien se tendrán que enfrentar y discutir.

"Estamos preocupados porque las políticas ambientales no están definidas y no sabemos quiénes son los que vienen.

Nos preocupa cómo se va a manejar el tipo de cambio, somos importadores netos de materia prima y dependemos mucho de cómo se haga el manejo de la política económica".

Por su parte, Shirley Saborío, directora ejecutiva de la Unión de Cámaras, dijo que quien gobierne el país tiene que ser la persona que garantice la defensa del Estado de derecho, el respeto por los valores democráticos, que respete la seguridad jurídica y que no ahuyente la inversión. 

"Necesitamos un gobernante que se comprometa a mejorar la competitividad, porque solo así habrá nuevas  inversiones que generen crecimiento y empleo", precisó.

Para Gilberto Serrano, Presidente de la ABC, serán los indecisos quienes definirán el actual panorama político; las semanas próximas y particularmente el día de las elecciones resultarán determinantes para movilizar las estructuras de los distintos partidos políticos y hacer la diferencia.

Cautelosos

Otro sector de los empresarios prefiere no emitir criterio sobre los datos de la encuesta.

Francisco Llobet, presidente de la Cámara de Comercio, se respaldó en los estatutos para no referirse a la publicación.

"La Cámara (...) no puede hacer comentarios de índole electoral, solo instamos a los costarricenses a ejercer su derecho al voto de forma responsable el próximo 2 de febrero como parte de nuestra tradición democrática", dijo.

La misma posición externó Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco).

"Cadexco es una cámara apolítica, no tenemos un color político. Nuestros asociados son pequeños medianos y grandes empresarios que simpatizan con los distintos partidos políticos y por lo tanto nuestra función es defender y apoyar al sector exportador sin influir en favor en contra de ningún candidato en particular".

No obstante, Segnini señaló que la ruta que el país debe seguir es para crecer y desarrollarse económicamente.

Con una posición más tranquila respondió Isabel Vargas, presidenta de la Cámara de Turismo (Canatur), insistió en que lo que ocurre es que hay una población que ha dado un gran cambio porque ya no los atrae las banderas.

"Los resultados no son definitivos. Es una mera encuesta, todo puede suceder, se pueden dar giros no esperados antes de las elecciones. No tengo temor en ese sentido"

Salir a votar

Los representantes empresariales coinciden en llamar a elecciones.

Murillo de la Cámara de la Construcción dice que la idea es que los costarricenses tengan la posibilidad de escoger al más oportuno para el país.

Mónica Segnini también invitó a la población a que se informe, y que lean las propuestas de gobierno porque "tenemos la esperanza de que el pueblo costarricense aun indeciso, se motive a participar activamente el próximo 2 de febrero y en el secreto de las urnas tomen la mejor decisión que favorezca el desarrollo nacional".

 

Sostenbilidad y financiamiento