Olivier Castro anunció disminución de bandas cambiarias y exclusión de pequeños participantes del Monex

Por: Juan Pablo Arias 15 abril, 2014
 El Banco Central elevó su Tasa de Política Monetaria enviando una señal al mercado de que busca controlar la liquidez para proteger el rango meta de inflación.
El Banco Central elevó su Tasa de Política Monetaria enviando una señal al mercado de que busca controlar la liquidez para proteger el rango meta de inflación.

Los expresidentes del Banco Central de Costa Rica, Eduardo Lizano y Francisco de Paula Gutiérrez, mostraron sus dudas sobre los planteamientos que hizo Olivier Castro, futuro jerarca de la autoridad monetaria.

Tras su nombramiento oficial, Castro dijo que centraría su atención en el tipo de cambio y anunció dos eventuales medidas: una reducción en el margen de las bandas de intervención cambiaria y la exclusión de los pequeños participantes del Monex, el mercado mayorista de divisas.

Sobre el primero de los puntos, Lizano –quien dirigió al Central en dos periodos y medio-, opinó que una reducción del margen de intervención no se diferencia en mucho de la práctica actual de intervención que ejerce el ente emisor.

"Me parece que el Banco Central para efectos prácticos ya ha reducido las bandas. A esto me refiero con que el Banco interviene cuando hay movimientos violentos dentro del día o cuando la tendencia no es la que el Banco considera adecuada", comentó.

Según el expresidente de la entidad, en la práctica la intervención del Central se asemeja inclusive a una flotación administrada.

"Lo mismo que ha hecho se podría hacer ajustando las bandas", agregó.

Gutiérrez, por su parte, expresó que le gustaría conocer de mejor forma los planteamientos del próximo jerarca antes de comentar su propuesta.

Mercado mayorista

Sobre el segundo planteamiento, el de excluir a pequeños participantes en el Mercado de monedas extranjeras (Monex), también mostraron sus dudas.

Gutiérrez, quien dirigió la entidad en dos periodos consecutivos, opinó que la participación de agentes no bancarios en el sistema ayuda a promover la competencia.

"(Da) a los compradores y vendedores de divisas una posibilidad de intercambiarlas, a un margen menor que el establecido por los bancos en sus ventanillas. El tener esa opción les permite negociar mejores precios con los intermediarios autorizados a efectuar dichas transacciones", opinó.

Lizano, por su parte, considera necesario que se haga un estudio que evalúe la presencia de estos pequeños participantes antes de formar un criterio.

Eduardo Lizano fue presidente del Banco Central entre 1984-1990 y de 1998 al 2002, durante las administraciones de los expresidentes Luis Alberto Monge, la primera vez de Óscar Arias y Miguel Ángel Rodríguez.

Francisco de Paula Gutiérrez dirigió la entidad entre el 2002 y el 2010 durante las administraciones de Abel Pacheco y la segunda vez de Óscar Arias.