Exportaciones por vía aérea ganan dinamismo

Aumento en exportaciones de dispositivos médicos y nuevas aerolíneas impulsan medio de transporte

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En 2016 las exportaciones por la vía aérea crecieron tanto en valor como en volumen.

Para ese año, las ventas por esa vía ascendieron a $2.219 millones, un 15% más que un año atrás. Se trata, además, de una cifra que ha venido en ascenso desde el 2013.

Varias son las causas que se asocian con los números positivos, entre ellas, un sector de dispositivos médicos con un comportamiento sobresaliente y que tiene en la vía aérea su principal medio de transporte.

Además, una política robusta en la atracción y consolidación de líneas aéreas termina de perfilar el buen escenario para ese medio de transporte.

Si bien es claro que no se trata de la vía más consolidada y utilizada del país –esa es la marítima–, si se está ante un medio con amplio margen de crecimiento y que está listo para ser aprovechado por el sector exportador.

Dinamizadores

Se señalan dos causas del dinamismo que registra la carga aérea.

En primer lugar, el incremento en los envíos de dispositivos médicos aporta a los números. Desde 2014, estos envíos han registrado un crecimiento anual promedio del 26%, principalmente a países como Estados Unidos y Bélgica, para convertirse en el subsector con el comportamiento más notable entre los bienes.

“Hace tres o cuatro años movilizar carga por la vía aérea salía hasta tres veces más costoso que hacerlo por la vía marítima, pero ahora la oferta de empresas de consolidación, por ejemplo, ha permitido aprovechar ese transporte ”, comentó Lander Román, analista de logística de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Otros productos que han registrado altos crecimientos en el periodo 2014-2016, y que impactan las cifras, son los componentes electrónicos para microprocesadores (117%) y lentes de contacto. Este último, por ejemplo, inició sus exportaciones en 2016, lo cual vino a incrementar la demanda por este tipo de transporte.

Por otro lado, el impulso en la atracción de líneas aéreas que vive el país aporta al crecimiento del transporte aéreo.

infografia

Según datos de la Dirección General de Aviación Civil, en 2016 cinco aerolíneas operaban exclusivamente para el transporte de carga, y otras 15 se encontraban certificadas para realizar vuelos regulares y no regulares.

En este punto, sobresalen firmas que tienen como finalidad el transporte de pasajeros, pero que también han hecho un aprovechamiento de su espacio y suman la movilización de mercancías a su oferta.

Aeroméxico, British Airways, Interjet y Air France son algunas de ellas. En conjunto, para el año pasado, movilizaron un 3% de la carga que salió del país por aire.

Estas firmas resaltan por haber llegado por primera al país, haber sumado rutas o aumentado sus frecuencias en el periodo comprendido entre 2014 y 2017.

“Hemos podido consolidar nuestra propuesta ante las aerolíneas, para que más allá de una presentación del país, nos posicionemos como un destino sumamente competitivo, tanto desde el punto de vista turístico como de exportaciones e inversión extranjera”, afirmó Mauricio Ventura, ministro de Turismo.

Vías consolidadas

Pese al buen comportamiento de la vía aérea, los envíos por mar y tierra siguen siendo los principales medios para la colocación de bienes en el exterior.

Por la vía marítima sale el 56%, según valor, de las exportaciones nacionales.

De acuerdo con el más reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), mientras el movimiento de carga en contenedores en puertos de América Latina y el Caribe cayó un 0,9% durante 2016, Costa Rica reporta uno de los mayores aumentos de la región (7,3%).

Para ese año, el país –el puerto de Moín, Limón– se ubicó en el puesto 12 de entre los 120 país en la región con mayor movimiento en sus puertos.

LEA: Ferri entre El Salvador y Costa Rica se queda sin empresa que lo opere

Se espera, además, la actividad por esta vía se fortalezca aún más con la puesta en marcha de la nueva terminal de contenedores de Moín (TCM) a manos de la concesionaria APM Terminals.

A criterio de Román, la elección para un exportador de cuál vía seleccionar para el envío de sus bienes va a depender de varias características: el valor del producto, su volumen, y la inmediatez con la que se necesite poner el producto en el lugar de destino.

“Cuando el producto no es impactado por el medio de transporte pero tiene que llegar muy rápido porque su vida útil es muy corta, entonces la única vía es la aérea aunque el costo pueda ser más alto. Pero si tenemos un margen de utilidad pequeño y volúmenes muy altos, es la vía marítima la opción”, añadió el especialista.

LEA: Fecha de apertura de la Terminal de Contenedores de Moín navega entre dudas 

En contraposición, la vía terrestre reporta cada vez menos cantidad de bienes trasladados y por montos cada vez menores.

Una diversificación de la oferta exportable del país y donde se le apuesta a productos de mayor valor agregado, hace que esos bienes con nuevas características puedan llegar a apuntar a destinos fuera de Centroamérica; el principal mercado para este tipo de transporte.

En el último año, las exportaciones por tierra, por valor, tuvieron una participación del 21%, la más baja de los tres medios analizados.

Sostenbilidad y financiamiento