El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no utiliza hidrocarburos desde mayo

Por: Laura Ávila 11 diciembre, 2017

A noviembre de este año Costa Rica logró 300 días de generación eléctrica 100% renovable, gracias a la energía proveniente del agua, el viento, los volcanes (geotermia), la biomasa y el sol.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no ha utilizado hidrocarburos desde mayo, y a noviembre presenta un acumulado de 99,62%, el porcentaje de producción limpia más alto de las últimas tres décadas

Estas acciones contribuyen en gran medida a reducir la huella ambiental, sin embargo, esto no se traduce en una reducción de la electricidad para los abonados.

Luis Pacheco, gerente de electricidad del ICE, comentó que la tarifa refleja los costos asociados a la matriz eléctrica que está basada en recursos renovables.

En el 2017 la institución recurrió al respaldo térmico durante la estación seca. Foto: Gabriela Téllez.
En el 2017 la institución recurrió al respaldo térmico durante la estación seca. Foto: Gabriela Téllez.

“Cada vez que el ICE usa combustible lo suma, lo contabiliza y se lo pasa directamente al consumidor. La base en la que está fijada la tarifa no considera combustible, así que si no se usa combustible, no se refleja en una rebaja”, comentó.

Esto significa que cada vez que la institución utiliza hidrocarburos se lo reporta a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), para que incluya este gasto dentro del Costo Variable de los Combustibles (uno de los rubros que se contemplan dentro de la tarifa) y le traslada el valor a los usuarios.

En el 2017 la institución recurrió al respaldo térmico durante la estación seca, ya que en esa época disminuye el caudal de los ríos y la cantidad de vientos se minimiza.

Mario Mora, intendente de Energía de Aresep, explica el efecto final de las tarifas eléctricas depende de cómo se comportan los costos asociados, es decir, la generación de energías renovables, la compra a generadores privados y las importaciones provenientes del Mercado Eléctrico Regional (para sustituir la generación térmica).

Por lo tanto, una mayor generación de electricidad con fuentes renovables no implica una rebaja de las tarifas.

¿Ahorro en las finanzas?

EF le preguntó al Gerente de Electricidad si el ICE experimenta algún ahorro en sus finanzas al no comprar hidrocarburos.

Pacheco indicó que no, porque la tarifa está establecida en una base renovable con previsión térmica. Dentro de la fijación tarifaria se contempla el combustible gastado, pero como la entidad no lo ha utilizado, no hay ahorro.

Esta matriz le ha permitido mantener una generación estable de electricidad con fuentes renovables, en el 2015 se contabilizaron 299 días y en el 2016 fueron 271. El Sistema Eléctrico Nacional (SEN) proyecta este año como el de mayor generación eólica en la historia del país.