Gobiernos locales de San Carlos, San Rafael de Heredia y Flores obtuvieron las mejores calificaciones

Por: Manuel Avendaño A. 21 noviembre

La gestión de las 81 municipalidades del país obtuvo una calificación promedio de 54,39% este año, en una escala de 1% a 100%. La nota representa un retroceso si se compara con los resultados globales obtenidos en los últimos cuatro años para el periodo (2012-2015).

La evaluación está a cargo de la Contraloría General de la República (CGR) y se conoce como Índice de Gestión Municipal (IGM). En esta ocasión se aplicó para el periodo 2016.

La municipalidad de San Rafael de Heredia obtuvo la mejor calificación en el grupo B del Índice de Gestión Municipal (IGM) publicado este martes por la Contraloría General de la República. En la foto, el nuevo campo ferial de esta comunidad herediana. Fotografía: Jeffrey Zamora.
La municipalidad de San Rafael de Heredia obtuvo la mejor calificación en el grupo B del Índice de Gestión Municipal (IGM) publicado este martes por la Contraloría General de la República. En la foto, el nuevo campo ferial de esta comunidad herediana. Fotografía: Jeffrey Zamora.

Para medir la eficiencia en la gestión de los gobiernos locales, la Contraloría toma la información que cada ayuntamiento suministra año con año al Sistema Integrado de Información Municipal (SIIM).

Este año la calificación promedio de los 81 gobiernos locales fue de 54,3%, cifra que representa una reducción de 4,68 puntos porcentuales con respecto al 58,98% registrado en 2015.

En periodos anteriores la calificación tuvo aumentos de 0,10 puntos en 2014, y 2,77 puntos en 2013.

El IGM muestra los resultados obtenidos tras evaluar la gestión corporativa de los 81 municipios con base en 61 indicadores que se dividen en cinco ejes: desarrollo y gestión municipal; planificación, participación ciudadana y rendición de cuentas; gestión de servicios económicos; gestión de desarrollo ambiental; y gestión de servicios sociales.

Para calificar a las municipalidades la Contraloría creó cuatro grupos según el presupuesto que reciben, el Índice de Desarrollo Humano Cantonal (IDHc), la cantidad de kilómetros cuadrados de territorio y la cantidad de unidades habitacionales combinadas.

“Esta clasificación procura favorecer la comparabilidad de los gobiernos locales bajo condiciones similares y promover en cada grupo una mejora continua de la gestión municipal”, explica el informe de la CGR.

Las mejores y las peores

Las municipalidades de San Carlos (87,8%), San Rafael de Heredia (84,3%), Flores (78,8%) y Valverde Vega (68,9%), ocupan el primer lugar en la calificación de gestión en sus respectivos grupos.

Es decir, San Carlos es la mejor calificada del grupo A, San Rafael ocupa el primer lugar en el grupo B y, por ende; Flores lidera el grupo C.

23 municipalidades lograron mejorar su calificación en 2016, otro dato que se redujo si se compara con las 44 que lo hicieron en el IGM 2015.

Los ayuntamientos que tuvieron las calificaciones más bajas en cuando a gestión municipal son: Libera (39%), en el grupo A; Santa Bárbara de Heredia (42,3%), en el grupo B; Turrubares (26,7%), en el grupo C; y Los Chiles (28,7%), en el grupo D.

Para la Contraloría es “preocupante” que en 2016 solo 12 municipalidades alcanzaron calificaciones superiores al 70%.

Si se tratara de un examen con nota mínima de 70, un total de 69 municipios habrían reprobado.

“Los resultados expuestos en los últimos años muestran que las municipalidades tienen serias dificultades para brindar servicios públicos, tales como parques y obras de ornato (adorno o embellecimiento de espacios públicos), aseo de vías, recolección y tratamiento de residuos”, apuntan las conclusiones del IGM.

Algunos servicios públicos que brindan los ayuntamientos son financieramente insostenibles porque las tasas de los impuestos municipales están desactualizadas y no permiten captar los recursos necesarios.

La Contraloría también encontró la urgente necesidad de que los gobiernos locales mejoren la atención de las vías y caminos, las obras sociales y que abran más mecanismos de participación ciudadana.