Regulador general había propuesto anular tributo como primera opción para lograr rebajas

Por: Irela Fornaguera 25 junio, 2014
 Estados Unidos es el principal proveedor de combustibles para Costa Rica. Para noviembre, un 87% del combustible importado procedía de ese país.
Estados Unidos es el principal proveedor de combustibles para Costa Rica. Para noviembre, un 87% del combustible importado procedía de ese país.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, descartó la propuesta del regulador general Dennis Meléndez, de eliminar o rebajar el impuesto único a los combustibles como solución para bajar las tarifas.

Así lo informó este miércoles, tras recibir la perspectiva del ministro de Hacienda, Helio Fallas.

Fallas recordó que ese impuesto representa el 12% de los ingresos tributarios anuales, por lo que anularlo haría que aumente el déficit fiscal en un 2% (pasaría del 6% al 8%).

A criterio de Solís eso provocaría un efecto catastrófico sobre la economía nacional. De eliminarse el impuesto, la entidad más afectada sería el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), el cual recibe el 29% de ese tributo para dar mantenimiento a la red vial nacional y cantonal.

"Reducir el impuesto es inviable, tiene una serie de implicaciones que van muchísimo más allá de lo que la infraestructura y los combustibles mismo conllevan", dijo Solís.

En Casa Presidencial se realiza este miércoles un almuerzo al que están convocados, entre otros, la reguladora adjunta y el intendente de Energía de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep); Fallas, de Hacienda y Carlos Obregón, jerarca del ICE. El propósito, aclaró Solís, es "hablar" sobre las tarifas de electricidad y combustibles.

Etiquetado como: