A finales de la década de 1950 había 1.330 minas en el Reino Unido, el 19 de diciembre ya no quedará ninguna

Por: Agencia AFP 18 diciembre, 2015
Un minero carga el último trozo de carbón extraído del pozo de Kellingley Colliery en Yorkshire (Reino Unido). La mina de carbón subterránea de Kellingley, en el norte de Inglaterra, cierró sus puertas tras cincuenta años de producción, con lo que se pone fin a este tipo de minería en el Reino Unido.
Un minero carga el último trozo de carbón extraído del pozo de Kellingley Colliery en Yorkshire (Reino Unido). La mina de carbón subterránea de Kellingley, en el norte de Inglaterra, cierró sus puertas tras cincuenta años de producción, con lo que se pone fin a este tipo de minería en el Reino Unido.

Londres.- Íntimamente ligadas a la historia económica y social del Reino Unido, las minas de carbón alimentaron la Revolución Industrial, contribuyeron a la construcción del Imperio británico, alumbraron el movimiento sindical e inspiraron el marxismo.

Los orígenes de la que fue la industria británica más importante se remontan al siglo XVIII en el norte de Inglaterra.

El sector se acabó convirtiendo en un símbolo de resistencia socialista, cuando la primera ministra conservadora Margaret Thatcher empezó a cerrar minas en los años 1980.

La última mina británica de carbón cerró el viernes 18 de diciembre.

Estos son algunos datos importantes sobre el sector:

- Geografía: las minas de carbón británicas se extendían de Escocia (norte) a Gales (sudoeste), con focos en Cornualles y Kent (sur) y una larga historia concentrada en los condados de Yorkshire, Lancashire, Northumberland y Durham, en el norte de Inglaterra.

- Empleo: las minas de carbón empleaban a 1,2 millones de personas en el Reino Unido en su momento de apogeo, en los años 1920. En 2014, eran 4.000, cuando el consumo de carbón cayó a mínimos históricos.

- Producción: la producción más alta de carbón fue de 292 millones de toneladas en 1913. A finales de la década de 1950 había 1.330 minas. El 19 de diciembre ya no quedará ninguna.

- Conflictos: la industria fue nacionalizada después de la Segunda Guerra Mundial. La huelga de un año en 1984 contra el cierre de minas bajo Margaret Thatcher dejó herida de muerte a esta industria.

La producción cayó un 65% entre 1983 y 1984. La industria se recuperó un poco, pero continuó con su declive, dejando las antiguas zonas mineras con un problema de desempleo crónico.

- Historia: el carbón alimentó las nuevas maquinas de vapor que impulsaron fábricas, trenes y barcos durante la Revolución Industrial. Las innovaciones británicas en tecnología minera se extendieron a todo el mundo.

En las minas trabajaban niños incluso de cinco años. Después de un accidente que mató a 26 niños en una mina de carbón en 1838, la reina Victoria ordenó investigar las condiciones de trabajo. Las impactantes conclusiones de la investigación llevaron al gobierno, en 1842, a prohibir el trabajo de mujeres y niños menores de 10 años en las minas.

Las condiciones laborales en las minas y las fábricas inspiraron los escritos de Friedrich Engels y Karl Marx, los fundadores del marxismo.