Costa Rica es vulnerable al depender únicamente de energía hidroeléctrica. Línea de crédito que ya aprobó el Banco Interamericano de Desarrollo será de $500 millones

Por: María Fernanda Cruz 30 noviembre, 2015
El ICE aseguró a los diputados que los daños ambientales serían mínimos de instalarse una nueva planta geotérmica en el Parque Nacional Rincón de la Vieja. En la gráfica la planta que opera en Miravalles.
El ICE aseguró a los diputados que los daños ambientales serían mínimos de instalarse una nueva planta geotérmica en el Parque Nacional Rincón de la Vieja. En la gráfica la planta que opera en Miravalles.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) busca asegurar el futuro geotérmico del país con una línea de crédito de $500 millones que estará abierta del 2017 al 2025.

Así lo confirmó la mañana de este lunes el especialista regional en energía del BID, Carlos Echevarría. El financiamiento aún está a la espera de una aprobación de la Asamblea Legislativa que tomará al menos un año, según lo previsto por el Banco.

La geotermia es la apuesta del ICE para diversificar su matriz eléctrica renovable.

"Costa Rica es vulnerable por su dependencia en la generación hidroeléctrica que tiene", comentó el especialista.

La primera operación del crédito será por $200 millones que el ICE invertirá en concluir los programas geotérmicos en Guanacaste Borinquen 1 y Las Pailas 2. Este último es una ampliación a Las Pailas 1 que entró en operación en julio del 2011.

El dinero también se invertirá en el reforzamiento de una línea de transferencia de energía desde Guanacaste y su conexión con Centroamérica.

"Guanacaste es la zona de Costa Rica con las mejores condiciones y recursos naturales para generar energía renovable", dijo Echevarría.

Ninguno de los proyectos contemplados, por ahora, se encuentran dentro de los parques nacionales del país, aunque la Asamblea Legislativa estudia un proyecto de ley para permitir que se explote este tipo de energía cerca de los volcanes.

El ICE y el BID mantienen una relación de financiamiento desde el 2007 y, según el documento del perfil del nuevo proyecto, el Instituto ha cumplido con los términos del contrato.

¿Por qué geotermia?

Según Echevarría, para el país es necesario asegurar su futuro energético renovable. Esto quiere decir que debe dejar de depender únicamente de la energía hidroeléctrica, que depende de la lluvia y otros factores climáticos.

En resumen, si los ríos del país no cuentan con suficiente caudal y no se desarrollan proyectos geotérmicos, el ICE tendría que volver a producir energía por medio de combustibles fósiles como el búnker. Una alternativa que prefiere evitar.

¿Y por qué no apostarle a la energía solar o la eólica, que son aun más limpias? La respuesta es la misma que para la hidroeléctrica: no es un factor fijo en la ecuación.

Sin embargo, el proyecto con el BID también destinará un porcentaje a proyectos de energía eólica y solar en Guanacaste.