Seis ideas baratas para impulsar el ciclismo urbano

Un conversatorio entre ciclistas urbanos y el viceministro de Transportes generó una lluvia de ideas para impulsar y proteger esta práctica, sin necesidad de invertir demasiados recursos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El viceministro de Transportes Sebastián Urbina se recuesta en una pared del fondo del aula mientras decenas de ciclistas urbanos relatan sus peores desgracias en la carretera. "A mí todavía no me han logrado matar", se ríe uno de los asistentes luego de una retahíla de accidentes.

El conversatorio organizado por el Centro para la Sostenibilidad Urbana logró que fluyeran una lluvia de ideas para proteger la práctica de andar en bici en vez de subirse a un carro. Lo más importante, coincidieron tanto expositores como público, es que empecemos por borrar el estereotipo de que los carros son los dueños de las carrerteras.

1. Parqueos. Establecer parqueos seguros y gratuitos para bicicletas en centros comerciales, parques, gimnasios y sitios de esparcimiento; eso incentiva el uso de este medio de transporte. Los ciclistas más experimentados también sugieren lockers en las estaciones de trenes para poder dejar la bicicleta y sus implementos guardados, mientras se va en tren a otros puntos de la ciudad.

2. Autobuseros amigables. Es cierto que hay rutas en las que se puede transitar en bicicleta, pese a sus riesgos, pero algunas otras son simplemente imposibles. Luego de llegar a esta conclusión, los ciudadanos reunidos propusieron implementar un sistema de racks en los buses para poder llevar la bicicleta hasta cierto punto y seguir su camino más adelante.

Es una propuesta que ya el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ha conversado con los concesionarios, quienes han mostrado dudas con respecto a los seguros de las bicicletas. ¿Qué pasa si el bus tiene un accidente?, ¿quién indemniza los daños sufridos por las bicicletas?

3. Aumento de señalización. Pintar cuadros para ciclistas frente a los semáforos y aumentar la señalización podría aumentar la conciencia de los conductores de automóviles de que también los ciclistas tienen derecho a circular. Urbina mostró algunas dudas con respecto a esta alternativa, pues cree que los motociclistas resultarían los más beneficiados de la señalización horizontal.

4. Reducción de la velocidad obligatoria en centros urbanos. Para la ingeniera Josselyn Murillo, del MOPT, es necesario también disminuir la velocidad mínima requerida en los centros urbanos para aumentar la seguridad de los ciclistas.

5. Mercadear, mercadear, mercadear. Hacerle publicidad al ciclismo urbano en espacios detrás de los buses o en los mupys e impulsar actividades ciclísticas fuera del horario laboral también ayudaría a visilizar a los ciclistas en las carreteras. Visibilizarlos es, a su vez, una manera de protegerlos contra accidentes. "Bombardeemos la ciudad de bicicletas", dijo una de las asistentes al foro. "Cuando vamos en carretera, los choferes no tienen presente que una bicicleta puede estar cerca y se mandan sin importarles nada, es un asunto de cultura", comentó otro.

La publicidad podría abarcar el tema del respeto a las ciclovías ya pintadas en algunos cantones del país pero a las que nadie hace caso por falta de información.

6. Impulsar programas de aceptación al oficinista/ciclista. Es necesario que las oficinas públicas adapten sus parqueos y sus servicios para que las personas puedan bañarse después de llegar al trabajo. También es una práctica saludable en oficinas del sector privado.

Urbina comentó que existen varias ideas ya en acción y otras en proceso de diálogo. Una de ellas es comprender las necesidades de los ciclistas, para lo cual divulgó esta encuesta.

Sostenbilidad y financiamiento