Tramos de renta son cuestionados

Reforma reduce los mínimos exentos para asalariados, pymes y profesionales liberales

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

A la fecha, un asalariado público o privado con ingresos menores a los ¢795.000 queda exento del pago sobre el impuesto de la renta.

Con el actual proyecto de ley que pretende reformar el tributo (N° 19.679), ese monto mínimo pasaría a ser de ¢750.000.

Es justamente esa baja en los montos uno de los principales cambios que plantea la reforma y los cuales generan opiniones encontradas.

Lea: IVA y renta, ¿cómo afectarían su bolsillo?

Sin embargo, no es el único. La baja en el tope exento para los profesionales liberales y hasta nuevas escalas para gravar a las pequeñas y medianas empresas, también se mencionan como cambios sustanciales que afectarían el ritmo de las actividades económicas en suelo nacional.

De aprobarse la reforma, el Gobierno espera un rendimiento de un 0,57% de la producción anual adicional, al cabo de dos años.

Un monto que aseguran podría llegar hasta ser mayor de aplicarse otras medidas cruzadas como el proyecto de Lucha con el fraude y la transformación del impuesto sobre las ventas en uno de valor agregado.

Este último elevaría la recaudación a un 2,09% de la producción. Siempre y cuando logre salir avante en un mar que dista de ser calmo.

Asalariados en la mira

Llegar a pagar un 10% de impuesto sobre el salario podría estar cada vez más cerca.

La escala de cobro del impuesto de renta cambia en la reforma propuesta. De aprobarse, quienes reciben salario sobre el exceso de ¢750.000 y hasta ¢1.125.000 tendrán que pagar ese porcentaje de renta mensual.

Hoy, ese tramo gravado con esa tarifa es de entre ¢793.000 y ¢1.190.0000.

“Empezamos mal, cómo vamos a tener montos más bajos. Se debe contemplar como mínimo los niveles de inflación, no solo de hoy, sino futuros”, dijo Luis Chacón, abogado de la firma BLP.

A junio del 2015, y según reportes de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), ese tramo afectaría a la mayor cantidad de asalariados, entre públicos y privados, a nivel nacional. Unos 107.465 trabajadores.

Hacienda tiene en la mira lo que considera son los salarios más altos, al crear dos nuevos tramos de renta. Aquellos sueldos que se ubiquen entre ¢2.103.000 y ¢4.205.000 deberán pagar una renta equivalente al 20%. Por encima de ese monto, se tributaría el 25%.

“En la práctica no estamos hablando de salarios de ricos. Lo que vemos es una afectación directa sobre la clase media, las tarifas se bajaron mucho y se llega muy rápido a ser gravado”, señaló Francisco Villalobos, exdirector de la Dirección General de Tributación.

Hacienda estima que las nuevas tarifas no llegarán a pesar sobre más del 3% del total de asalariados a nivel nacional. Al mismo tiempo que se les estaría reconociendo a los gravados, un 5,5% de aporte al régimen de enfermedad y maternidad de la CCSS como deducible.

“Costa Rica es uno de los tres países a nivel mundial con los mínimos exentos más altos. Buscamos crear un incentivo para que la gente nos reporte salarios más cercanos a la realidad”, dijo Fernando Rodríguez, viceministro de Ingresos.

A lucrar menos

Las personas físicas con actividades lucrativas es otro de los grupos que verá reducido su monto mínimo exento.

Hoy el monto exento permitido es de ¢3.522.000, cuando el monto propuesto lo baja a ¢3.500.000. Sobre ese monto se aplicaría una tarifa del 10% de renta.

Sin embargo, el cambio más significativo llega con la tarifa del 25%.

A la fecha están gravados con ese porcentaje aquellos profesionales que facturen sobre el exceso de los ¢17. 581.000 anuales de renta neta. Con el proyecto la escala se reduce a ¢14 millones.

“Esa escala baja en más de ¢3,5 millones, lo cual va a hacer que más profesionales vean comprometidos sus ingresos”, mencionó Chacón, de BLP Abogados.

Pymes pero...

La reforma también le cambia las reglas a las pequeñas y medianas empresas. Hoy estas tributan al 10% o 20% sobre su renta neta.

Con el nuevo proyecto, tributarán bajo un sistema de renta progresiva, sumando dos nuevos tractos, uno de 15% y otro de 25%. Esto siempre que sus ingresos brutos no superen los ¢106 millones al año.

“En las pymes también vemos una baja en el monto exento. Pero lo que más llama la atención es que ahora, en la práctica, es como hablar de una sola categoría de pymes y que estará gravada al 25%”, agregó el exdirector de Tributación.

De superarse los ingresos brutos establecidos, las firmas tributarán a una tarifa del 30%.

Hacienda, por su parte, justifica la creación de nuevos tramos como una forma de suavizar la escala de pago y volver más progresivo el cobro.

“Una empresa no brincará de pagar el 10% al 20%. Contará con escalas intermedias que le permitirán suavizar el efecto renta”, argumentó el viceministro.

Gravar los gastos de representación y hasta las donaciones son otros de los cambios que contempla el proyecto y que afectarían a los tres grupos por igual.

La propuesta económica

Principales cambios en renta

Asalariados, personas físicas con actividad lucrativa y pymes, tendrán afectaciones directas

Asalariados

Principales cambios

Nuevos tramos. Aquellos sueldos que se ubiquen entre ¢2.103.000 y ¢4.205.000 deberán pagar una renta equivalente al 20%. Por encima de ese monto, se tributaría el 25%.

Aportes al régimen. Se podrán deducir aportes al régimen de cotización del seguro de enfermedad y maternidad de la CCSS (5,50% del total aportado que es un 9,17%).

Tope cesantía. Se gravará la cesantía sobre el exceso del tope máximo de los ocho años con una tarifa del 25%.

Dietas gravadas. Dietas o salario en especie que reciban ejecutivos están gravados actualmente con el 15% del impuesto al salario. Con el proyecto se aumenta hasta un 25%.

Profesional liberal

Principales cambios

Tarifas escalonadas. Al igual que lo que sucede hoy día se gravan con tarifa escalonada que va del 10% al 25%. El monto exento pasa de ¢3.522.000 a ¢3.500.000.

Otros exentos. Actualmente están gravados con 25% sobre el exceso de los ¢17.581.000 anuales de renta neta. Con el proyecto de ley ese monto se rebaja a ¢14 millones.

Uno u otro. En caso que también reciban un salario, se deben sumar ingresos por salario, para que paguen tarifas más progresivas y no se duplique el monto exento.

Gasto limitado. Los gastos de representación podrán ser deducibles del pago de renta en tanto no superen el 1% de los ingresos brutos del contribuyente. Esta medida afecta a asalariados y pymes.

Pymes

Principales cambios

Nueva escala. A la fecha las pymes tributan al 10%o 20% sobre su renta neta. Ahora tributarán bajo un sistema de renta progresiva.

Categoría cambia. Hoy son catalogadas pymes aquellas con un ingreso bruto menor a los ¢106.026.000. El proyecto propone que tope sea de una renta bruta de ¢106 millones.

Donaciones. Las donaciones no podrán superar el 10% de la renta neta. Esto aplica también para grandes empresas, así como asalariados y profesionales liberales.

A favor. Será posible compensar pérdidas de períodos anteriores (anteriormente esto lo podían hacer únicamente empresas industriales o agropecuarias).

Fuente Ministerio de Hacienda y consultas EF.

Sostenbilidad y financiamiento