Ingresos de trabajadoras están anclados por debajo del promedio

Sector público y trabajos de alta calificación presentan mayor equidad

Las mujeres que se desempeñan en ocupaciones de una alta calificación o en el sector público son las que logran una mayor equidad en sus ingresos en comparación con los hombres.

Para estas trabajadoras la cancha está más nivelada, pero en general la brecha que separa los ingresos entre ellas y ellos es marcada.

Las trabajadoras tuvieron, durante el segundo trimestre de 2012, ingresos equivalentes al 88% del promedio percibido por los  hombres, según datos derivados de la Encuesta Continua de Empleo (ECE)que desarrolla el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Las mujeres ganaron un 8% menos que los ¢364.857 percibidos en promedio por  todos los costarricenses ocupados durante esos meses.

Mientras tanto, los hombres registraron entradas mayores en un 5% al promedio.

Los datos no comparan salarios de hombres y mujeres en ocupaciones iguales, sino el ingreso promedio de personas agrupadas por condiciones de su empleo, como la actividad económica a la que se dedica el empleador o el sector institucional.

Menos horas, menos paga

En general las mujeres ocupadas laboran menos cantidad de horas que los hombres.  De la población asalariada, el 85,5% de los hombres trabaja más de 40 horas a la semana, mientras que solo un 72% de las mujeres tienen esa jornada.

En el caso de la población independiente, un 65,5% de los hombres trabajó más de 40 horas, en tanto para las mujeres el porcentaje fue el 36,3%.

La diferencia es una de las principales explicaciones sobre la brecha en los ingresos de hombres y mujeres, según los encargados de realizar la ECE.

Sector público más parejo

La distancia entre los ingresos de hombres y mujeres se mantiene en el sector público, aunque la brecha es menor en este caso. Las funcionarias ganaron un 88%  de los ingresos de los empleados públicos.

Sin embargo, ellas lograron rebasar a los varones en dos trimestres de los ocho analizados por la ECE

La posición de las mujeres con respecto al promedio es mejor en el sector público, aunque siempre desfavorable. Ellas ganaron un 6% por debajo de los ¢737.402 que reciben en promedio los empleados públicos.

Las entradas de los hombres se colocaron dos puntos por encima de la media.

En el sector privado, la cancha se hace menos pareja. Las trabajadoras ganaron un 16% por debajo del promedio de ¢293.198.  Sus ingresos representaron un 77%  de la cifra registrada por los empleados privados.

Además, ellas parecen encontrar mayores espacios en el sector público, donde representan un 48% del total de empleados; en comparación con un 35% en el privado.

“Hay que reconocer que según los datos publicados, efectivamente los promedios difieren en favor de los hombres, lo cual nos impone un reto como sociedad: como  reconocer el aporte de la fuerza laboral femenina, la productividad de este grupo de trabajadores y su capacitación”, dijo Shirley Saborío, directora ejecutiva de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Saborío hizo la salvedad de que “comparar promedios, aunque es válido técnicamente, no permite hacer  inferencias; pues se deben analizar las ocupaciones y perfiles de puestos en cada caso”.

Preparación es clave

Una mayor preparación también puede ser un seguro contra la inequidad en los ingresos.

Las mujeres que desempeñan trabajos que requieren una alta calificación – nivel profesional, directivo o científico –  ganaron un 4% por debajo del promedio.

Aunque los hombres en estos empleos ganaron 6% más que ellas, su posición es sustancialmente mejor a la que presentan las mujeres en trabajos no calificados.

Las trabajadoras de ventas ambulantes, servicios de limpieza, o en actividades de manufactura que no utilizan maquinaria perciben un ingreso 19% menor al promedio de ¢188.128.

Esto es un 69% de las entradas de los hombres con ocupaciones no calificadas.

En los trabajos de calificación media – labores de apoyo administrativo, servicios directos a personas o ventas locales –  ellos ganan un 20% más que ellas.

Pese a las mejores condiciones de equidad se encuentran de la cúspide del mercado laboral, el grueso de las mujeres ocupadas en Costa Rica durante el segundo trimestre de 2012 estaban colocadas en trabajos de calificación media, y el 45% e las ocupadas se ubicó entre los niveles entre  primaria completa y secundaria incompleta.

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

INCLUYA SU COMENTARIO

Reportajes