Contraloría General celebró su sexto Congreso Nacional de Gestión y Fiscalización de la hacienda pública.

Por:  14 agosto, 2014
Si un negocio no entrega facturas a sus clientes y, luego de ser advertido por Tributación, reincide, se expone a ser cerrado.
Si un negocio no entrega facturas a sus clientes y, luego de ser advertido por Tributación, reincide, se expone a ser cerrado.

¿Qué puede impulsar la eficiencia en una entidad pública que no tiene competencia? "El planteamiento más importante parece obvio, pero no se aplica bien, y se trata de que los líderes tengan vocación por el servicio público".

Con ese cuestionamiento, Julio Ramírez, profesor de Incae y consultor internacional, dirigió su ponencia: "Los retos para la promoción de la eficiencia en la gestión pública", durante el sexto Congreso Nacional de Gestión y Fiscalización en la Hacienda Pública.

De acuerdo con Rámirez, un grupo de jerarcas obsesionados y apasionados son la clave para que una empresa, sea pública o privada, cuente desde el inicio con el componente clave para lograr que la gestión de la misma roce los estándares de la excelencia.

"Dependemos del papel del liderazgo y de cómo este exija lo misma al resto de la organización. Un líder que no tiene claro de qué se trata la institución donde está asumiendo funciones, debilita el concepto de crear empresas eficientes bajo un bienestar colectivo", señaló el especialista.

Para Ramírez, el desempeño de una firma del Gobierno también va de la mano con el factor competencia, pues si este componente se llegar a comparar con el ámbito privado, el desempeño de este último grupo supera en creces al público.

"Qué es lo que hace que una empresa privada busque la excelencia, mejore sus productos, reduzca sus costos, mejore el servicio al cliente: la competencia.

Tener un monopolio, privado o público, hace que las compañías se esfuercen menos porque no tienen esa amenaza. Este factor empuja sin lugar a dudas a a que una institución pública se vuelva competitiva".

Otras ideas como darle un seguimiento riguroso a los resultados, reducir los costos de insumos mediante gestión de compras y un mayor uso de tecnología de información, se engloban en la lista de ideas que deben de poner en práctica para lograr e incrementar esa eficiencia.

"Debemos ser rigurosos en el seguimiento de resultados. Hace muchos años no se hacía bien porque era muy caro, hoy es una torpeza no utilizar la tecnología de la información para hacer esta tarea. Tenemos que saber cómo nos fue ayer. Esto es es clave y se puede hacer", concluyó.

El Congreso se llevó acabo en el Centro de Convenciones del Hotel Wyndham - Herradura. El día de ayer, miércoles 13 de agosto, se abordaron otros temas en relación a los mecanismos para la fiscalización de la eficiencia en la gestión pública y las normas de Auditoría Gubernamental para el Sector Público.

La ponencias estuvieron a cargo de Juan Manuel Portal, auditor superior de la Federación Mexicana (ASF) y Amelia Jiménez Rueda, gerente de la División de Fiscalización Operativa y Evaluativa, CGR, respectivamente.