Diputados afirman que salida del atasco depende de negociación política que está entrabada por intereses ajenos al Congreso

Por: Gerardo Ruiz Ramón 10 abril, 2014
 Para iniciar con la siembra de una manzana de cebolla, teniendo el terreno, se necesita ¢8 millones, según Upanacional. El ciclo productivo, desde la siembra hasta la cosecha final, es de diez meses.
Para iniciar con la siembra de una manzana de cebolla, teniendo el terreno, se necesita ¢8 millones, según Upanacional. El ciclo productivo, desde la siembra hasta la cosecha final, es de diez meses.

El proyecto de reforma al Sistema de Banca para Desarrollo tardó cuatro años en ingresar al plenario de la Asamblea Legislativa para su debate final. Sin embargo, los diputados están todavía lejos de llegar al final del trámite debido a diferencias con algunos de los contenidos del proyecto.

EF se dio a la tarea de buscar cuáles son los cinco principales escollos que debe superar el plan para avanzar hacia su aprobación.

Los hallazgos de la investigación son los siguientes:

1. Cantidad de mociones:

El plan aún tiene pendientes de debate 84 mociones de fondo. Hasta ahora los diputados han discutido 17 enmiendas, todas rechazadas. Sin embargo, los proponentes de las mociones han optado por presentar revisiones a la votación de las mismas, hecho que ha dilatado aún más el proceso. Hay que recordar que los actuales diputados finalizarán labores el 30 de abril, por lo que, de continuar esa dinámica, el tiempo no les alcanzaría para votar el proyecto.

2. Contenidos complejos:

La diputada Carmen Muñoz, jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), afirmó que uno de los aspectos que más ha influido en la lentitud del trámite de la reforma es que sus contenidos son más complejos que al principio, lo cual causa dificultades técnicas y políticas que son difíciles de superar.

3. Diferencias entre fracciones acerca de gravar a la banca de maletín:

La diputada Patricia Pérez afirmó que el principal aspecto que detiene el proyecto es la diferencia entre las fracciones sobre gravar o no a la banca de maletín.

El diputado liberacionista Luis Gerardo Villanueva afirmó que los signos políticos que arrojan los legisladores permiten vaticinar que no será fácil llegar a un acuerdo sobre este punto, pues las posiciones de los detractores de la medida están “muy radicalizadas”.

4. Penalización contra la banca privada por no girar recursos al Sistema:

Patricia Pérez también citó como otro lastre el artículo que disminuye la sanción contra aquellos bancos privados que no giren los recursos al Sistema de Banca para Desarrollo.

El diputado Luis Fishman critica que mientras que la ley actual propone castigar a los bancos con una suspensión de hasta 15 años en las captaciones a través de cuentas corrientes, el proyecto de ley en debate propone reducir esa penalización a una multa que sea equivalente a la tasa básica pasiva (6,70%) más cuatro puntos porcentuales, aspecto que varios diputados califican como un portillo, pues a los intermediarios les saldría más barato pagar la multa que girar los recursos para financiar los créditos para los emprendedores.

5. Distribución de recursos entre beneficiarios:

Los diputados opuestos al proyecto de ley afirman que, con esa reforma, los pequeños y medianos emprendedores que se beneficiarán serán aquellos que estén organizados en cooperativas u otras organizaciones productivas, quedando al desamparo aquellos pequeños productores que trabajan en solitario.

La modificación a ese punto es uno de los temas álgidos pues, su corrección, implicaría un ajuste mayor al plan de ley propuesto por la comisión que discutió las reformas durante todo el actual periodo 2010-2014.

Una de las posibles salidas al estancamiento de la reforma es la redacción de una megamoción que goce del acuerdo de todas las fracciones legislativas, logro que luce lejano, al menos en el contexto político actual.