Aspirante a la Presidencia de la República dijo que no estamos al borde de un abismo: "Hay que atenderlo, pero es manejable". Tampoco prevé cambiar el modelo actual de bandas cambiarias

Por: Manuel Herrera F. 13 febrero, 2014
Luis Guillermo Solís dijo en adn Radio que no cambiará el modelo actual de bandas cambiarias.
Luis Guillermo Solís dijo en adn Radio que no cambiará el modelo actual de bandas cambiarias.

El candidato a la Presidencia por el Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, mantiene la posición de no incrementar los impuestos durante los dos primeros años de gobierno, sino usar ese tiempo para analizar el tema y luego plantearle a la población una propuesta fiscal simple.

"No estamos al borde de un abismo y lo digo porque he conversado con referentes importantes de la economía local e internacional que me dicen que es administrable (un déficit del 5,4% en el 2013), hay que atenderlo", detalló.

"Si nosotros logramos establecer una administración adecuada del Tesoro Nacional sería más fácil llegar a la gente con una propuesta fiscal y decirle lo que tenemos, lo que queremos y lo que nos falta para lograrlo", señaló.

Solís participó la mañana de este jueves en una entrevista con la radioemisora adn 90.7 FM, en la que además declaró que no piensa realizar grandes cambios en las políticas económicas, sino "algunos ajustes", en materias como las políticas para controlar la inflación y para fijar el tipo de cambio del colón con respecto al dólar, tema en el cual indicó que tampoco prevé variar el actual modelo de bandas del Banco Central.

Campaña del miedo

Solís y Araya disputarán la Presidencia de la República en una segunda ronda el próximo 6 de abril, luego de que el aspirante rojiamarillo ganara los comicios de la primera vuelta con un porcentaje inferior al 40% y una diferencia de apenas 1,36% con respecto a los votos en favor del liberacionista.

"Es una campaña que no será fácil y a juzgar por lo que empezamos a ver no será suave, sino de enfrentamiento significativo, pareciera", declaró Solís.

También afirmó que utilizaría su campaña para atacar al liberacionista Johnny Araya, si él insiste con los discursos del miedo que ya comienza a percibir.

El abanderado del PAC justificó esa posición explicando que de unos días para acá observa movimientos en redes sociales tendientes a generar dudas en el electorado, posiciones que según él, han generado chismes y comentarios malintencionados.

Al consultársele si teme que los ataques que se enfilaron en la primera parte de la campaña contra José María Villalta, se direccionen hacia él, respondió con un enfático no.

"No. No me preocupa. Lo doy por un hecho porque el principal vocero de esa campaña del miedo es el propio don Johnny (Araya), acusando al PAC de ser un partido de izquierda radical, volviendo a colocar el tema del aborto en la palestra y generando la sensación de un gobierno de gente inexperta e incapaz", manifestó.

Solís dijo que contrarrestará esa campaña siendo fieles al discurso que han venido dando, sin acomodar posiciones según el escenario, profundizando en detalles de sus propuestas y dialogando directamente con la gente.

Pese a ello, el candidato no descarta atacar a su rival.

"Espero no hacer ataques directos contra el contrincante, pero si hay que hacerlos los vamos a hacer. La gente no quiere ataques, sino propuestas, pero si llevan las cosas a un campo que no se deben llevar de temas falsos, o que lesionen la credibilidad del PAC y de un eventual gobierno, yo tendría que resolver", contestó Solís.

Sin nombres de gabinete

Luis Guillermo Solís dijo que aún no piensa en los nombres que conformarían el gabinete en un eventual gobierno suyo; sin embargo, no descarta que entre sus miembros haya nombres ajenos a los colores políticos de su partido.

"Uno puede hacer una larga lista de personalidades y todos podrían ser ministras, ministros o miembros de juntas directivas, pero llegar a nombres en estos momentos no tiene sentido. Me parece que el gabinete lo deberían conformar personas que también vengan de otro lado y no solo del PAC", refirió.

Dentro de las características que deberían cumplir sus elegidos citó el liderazgo, la decencia, la capacidad de resolver los problemas y que representen a todos los sectores nacionales y productivos. "Será un gabinete paritario, donde habrá una cuota importante de jóvenes", adelantó.

El aspirante a Zapote también se refirió a los diputados electos Ottón Solís y Víctor Morales. Con este último el partido mantiene una discrepancia por supuestamente haber ocultado que en 1994 debió conciliar en una causa judicial.

Con Ottón Solís dijo que manejará la relación cordial reconociéndole las capacidades y virtudes; mientras que con Morales la posición sigue sin cambiar.

"Hay una decisión clara de todos los órganos del PAC de solicitarle a don Víctor que no trabaje con la fracción. Él no formará parte de las reuniones del PAC, ni será consultado. No veo cambio en eso", dijo.

Con respecto al por qué merece ser Presidente de la República, dijo que es un líder diferente, cercano a conversar, a sentirse afín con la gente y a reconocer cuando se equivoca. Una persona que busca el diálogo y que establece consensos.