Ministerio de Economía pide a vecinos reportar a este tipo de comportamiento abusivo

Por: Manuel Avendaño Arce 9 octubre

Algunos comercios ubicados en poblaciones afectadas por el paso de la tormenta tropical Nate elevaron en los últimos días los precios de productos de primera necesidad como agua, alimentos enlatados y artículos de limpieza, según dio a conocer el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La entidad informó este lunes que tiene reportes de supermercados y restaurantes que han incrementado los precios de productos de higiene personal, alimentos enlatados, y otro tipo de artículos que son de consumo esencial en emergencias provocadas por el impacto de desastres naturales.

Vecinos de Poás de Alajuela afectados por la tormenta Nate se abastecieron de agua con un caminón cisterna durante el domingo.
Vecinos de Poás de Alajuela afectados por la tormenta Nate se abastecieron de agua con un caminón cisterna durante el domingo.

Este comportamiento perjudica a las personas en las comunidades afectadas y es injustificado, de acuerdo con el MEIC.

Geannina Dinarte, ministra de Economía, Industria y Comercio, explicó que los consumidores pueden llamar al teléfono 1-311 para reportar a los abastecedores, tiendas y supermercados que aumenten los precios de estos productos en zonas afectadas por la tormenta Nate, donde apenas se desarrolla un trabajo de evaluación y atención de daños.

Las llamadas de los consumidores no son una denuncia formal ante el MEIC, pero permitirán a esta institución tomar medidas e iniciar procesos para evitar que se presente este tipo de práctica abusiva para el mercado.

Dinarte señaló que tanto ella como el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, recibieron reportes de aumentos de precio en productos como agua y pañales para bebé en zonas afectadas en Guanacaste y Alajuela.

"Las personas nos han informado que les están cobrando más cara el agua en zonas donde en este momento no hay servicio de agua potable por los daños que provocó la tormenta, y eso nos parece que es una práctica perjudicial para quienes se están viendo afectados", añadió la jerarca.

La tormenta Nate azotó el territorio de Costa Rica la semana anterior y dejó 11 personas muertas, dos desaparecidas y cuantiosos daños en carreteras, viviendas, y centros educativos. Además, provocó la suspensión de servicios escenciales como agua y eléctricidad en varias poblaciones del país.