¿Dónde migran los centroamericanos?

A nivel regional, Estados Unidos sobresale como el destino seleccionado por la mayoría

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En 2015, cerca de 4 millones de centroamericanos habían trasladado su domicilio fuera de su país de origen. Se trata de un 8,5% del total de la población de Centroamérica para ese año.

De acuerdo con datos del quinto Informe del Estado de la Región, el movimiento de personas de Nicaragua a Costa Rica y de El Salvador a Guatemala dominan el flujo migratorio a lo interno de la región.

LEA: Inmigración se reserva sus beneficios

La cifra global también se explica por la salida de personas desde el Istmo a otras zonas del mundo, especialmente a Estados Unidos.

Múltiples son las causas que explican por qué Centroamérica es una región expulsora de población. La falta de oportunidades laborales, los persistentes problemas de violencia e inseguridad y hasta las persecuciones políticas figuran entre las razones.

Los efectos que estos flujos migratorios tienen sobre las diferentes economías centroamericanas son ambivalentes.

Por un lado, aquellos países del Istmo que son receptores de migración logran reforzar sus fuerzas laborales, pero el expulsor podría llegar a padecer de fuga de talento.

De esta forma, el reto para los países se alinea en varios frentes. Uno de ellos, la irregularidad migratoria.

infografia

Nuevas corrientes

De los desplazamientos analizados en los siete países de la región, El Salvador sobresale como el país que más número de emigrantes aporta, con un 21% del total de la población desplazada.

Completan las primeras tres posiciones Belice (15,7%) y Nicaragua (9,9%).

Persiguiendo el “sueño americano” la mayoría de quienes emigran de El Salvador y Belice se trasladan hacia Estados Unidos.

Alberto Mora, coordinador de la investigación del Informe Estado de la Región, explica además, como uno de los hallazgos más sobresalientes, la aparición de nuevos destinos en la mira de los emigrantes: España y México.

Cerca del 13% del total de la población emigrante de Centroamérica eligió el país europeo como su nuevo hogar.

Por ejemplo, en el caso de Honduras, España se ubicó como el segundo destino más importante de migraciones.

En el caso de México, este fue elegido por más de un 15 % del total de emigrantes regionales.

“El endurecimiento de los mecanismos de control y la regulación de las migraciones hacia Norteamérica es un factor determinante de estos nuevos flujos”, explicó Mora.

No todos los centroamericanos buscan necesariamente irse al Norte. Las cifras del Estado de la Región desnudan patrones de migración a lo interno del Istmo. Como el caso del movimiento de personas entre El Salvador y Guatemala, con un 1,42% de los casos.

¿Y Costa Rica?

Datos del informe señalan que para el 2015 las personas que se desplazaron a lo interno de la región representaron un 13,2% del total de migrantes centroamericanos.

En este punto, Costa Rica sobresale como el principal destino.

Los números son alimentados por la población nicaragüense, que representa el 90,1% de los migrantes centroamericanos en Costa Rica. Aunque también se reporta la presencia de panameños (4%) y salvadoreños (3%).

Un análisis realizado por EF sobre la población inmigrante en Costa Rica, evidenció que las características de quienes eligen nuestro país para vivir son diversas.

A nivel educativo, los inmigrantes nicaragüenses y del resto de los países de Centroamérica suelen tener el sexto año aprobado. Por su parte, quienes llegaron de otras partes del mundo cuentan, en su mayoría, con la secundaria completa.

LEA: Emigración sale de la invisibilidad

Después de Costa Rica, ocupan el segundo lugar como receptores de migrantes intrarregionales, Belice y Guatemala, con una participación de 8% cada uno.

Ahora, si bien a nivel regional, Costa Rica sobresale más como un país destino y no como generador de migrantes, esto no significa que la población costarricense no se desplace.

Para el 2015, el país contabilizó 116.627 personas que salieron del país para no regresar. En concordancia con la tendencia de la región, los costarricenses eligieron, en su mayoría, Estados Unidos como nuevo hogar.

Según el último Censo en 2011, elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), los costarricenses se asientan principalmente en la zona de Nueva Jersey, así como las ciudades de Los Ángeles, Washington D. C. y Miami.

En la lista de destinos seleccionados por los costarricenses destacan también Panamá y España, con una participación del 6,65% y 2,89%, respectivamente.

infografia

Causas recurrentes

“Las migraciones en Centroamérica tienen cada vez más un origen social y económico”, añadió Mora.

La pobreza y la exclusión social están entre las principales razones por las cuales las personas se ven obligadas a migrar.

El Estado de la Región señala que Centroamérica sigue siendo afectada por su limitado desarrollo económico y social.

En educación, por ejemplo, los países del Istmo invierten en promedio cerca de $250 anuales por habitante, mientras que en América Latina y el Caribe ese monto asciende a los $450.

De igual forma, la persistente violencia e inseguridad ciudadana influyen en los patrones migratorios.

Consecuencias claras

La pérdida de mano de obra calificada, que luego hace falta para subsanar la demanda del mercado laboral, es una de las consecuencias.

Una encuesta realizada por el Programa Estado de la Nación (PEN) reveló que un 42% de los más de 400 ingenieros y tecnólogos costarricenses que viven en el extranjero no quieren regresar a Costa Rica.

Se trata de estudiantes y profesionales calificados en ramas como la biotecnología, ingeniería química e industrial y nanotecnología.

“Esto también agudiza los retos que la región enfrenta en materia demográfica, ya que a una generación plazo va a ser necesario contar con estos recursos para que los mercados laborales generen las oportunidades y crecimiento”, detalló Mora.

No todo es negativo para el país generador de migración. El envío de dinero desde el exterior impacta positivamente las economías y la calidad de vida de las familias locales.

Aunque no a ritmos o en cantidades tan elevadas como para paliar situaciones de pobreza.

Para los países receptores como Costa Rica, y ante una población que envejece, el aporte de los inmigrantes gana relevancia. “La inmigración podría ayudar a dinamizar el crecimiento poblacional y estimular la economía”, explicó el demógrafo Gilbert Brenes.

LEA:Talento tecnológico en fuga

Sin embargo, todos los beneficios que se puedan obtener de una población inmigrante dependerá de la legalidad con que estas poblaciones se inserten en las sociedades.

En Estados Unidos

Características de la población centroamericana residente en Estados Unidos.

Nivel educativo: Un 65% de los centroamericanos residentes en ese país tiene una escolaridad superior al noveno año.

Trabajadores: Un 18% se mantenía ocupada en trabajo s de limpieza y mantenimiento. Otro 14% en construcción.

Desempleados: Alrededor de un 2% de los residentes centroamericanos reportó estar desempleada o no haber tenido experiencia laboral en los últimos cinco años.

- Para el año 2013 se tienen reportes que unos 3.158.556 centro

Fuente Estado de la Región

Sostenbilidad y financiamiento