El tercer año legislativo inicia y obliga al poder Ejecutivo a buscar nuevas y mejores estrategias políticas

Por: Andrea Rodríguez V. 13 mayo, 2016
Alfaro fue designado ministro de la Presidencia el 17 de abril de 2015 tras la salida del en ese momento jerarca, Melvin Garita.
Alfaro fue designado ministro de la Presidencia el 17 de abril de 2015 tras la salida del en ese momento jerarca, Melvin Garita.

A la fecha, nueve proyectos han sido remitidos a la Asamblea Legislativa, tanto para la creación de nuevos impuestos como para regular el gasto del Gobierno Central.

La necesidad de aprobar una reforma fiscal hace eco en los poderes de la República al tiempo que el déficit fiscal amenaza con subir al 6,2% en 2016 y al 7% en 2017 si no se introducen reformas, según el Banco Central.

El Financiero conversó con el ministro de la presidencia Sergio Alfaro, sobre las estrategia que utilizará el Ejecutivo para impulsar la aprobación de los proyectos en la corriente legislativa, y sobre cómo un nuevo directorio legislativo ayudaría a ese propósito.

A continuación la entrevista:

- ¿Cuál es la estrategia que tiene el poder ejecutivo para aprobar o avanzar en el tema fiscal? ¿Hay un elemento distinto al utilizado en los primeros años?

El gobierno ha tenido una estrategia bastante clara y creo que hasta evidente que comenzó hace más de un año a presentar proyectos de ley a la Asamblea Legislativa pero de forma paulatina, se inició con el proyecto de Lucha al Contrabando, luego el de fraude fiscal y luego con Caja Única. Se ha ido poco a poco presentando una serie de iniciativas que ya suman nueve en total.

En la asamblea las cosas han ido despacio, para el periodo 2015 -2016 la asamblea y la comisión de hacendarios entró en un condición de entrabamiento que lo sufrió directamente el proyecto de Fraude pero también indirectamente el resto de proyectos que se van presentando.

Ahora viene un cambio en el directorio que nace de un acuerdo de más de 30 diputados que deciden unirse para proponer al actual presidente y lo hacen bajo una propuesta de discusión.

"Estamos desde el Ejecutivo haciendo un voto de apoyo a los proyectos de fraude fiscal, pensiones y Caja Única. Pero fuimos claros que en temas de empleo público, el gobierno no apoyará la aplicación de procedimientos especiales hasta que se establezcan mecanismo de diálogo con los distintos sectores".

Ahora, de nada nos sirve votar todo lo que hemos hablado sino hacemos el cambio a IVA y el cambio en renta.

- ¿Pero si tuviera que que difinir proyectos que en este 2016 van a dejarse aprobados cuales serían?

Yo lo que le voy a decir es lo que el país necesita: en lo que resta de este año se debe terminar de discutir la agenda completa.

- Eso sería lo ideal

No, es que no es solo el ideal, es lo que el país necesita, cada paso que damos sin aprobar el grupo completo de esta agenda integral que hemos presentado es un tiempo más donde el déficit crece al punto que si no hay una determinación legislativa clara el deficit para el año 2018 llegaría al 8% y eso no es deseable para nadie.

- Pero don Sergio, volviendo a ver las cosas en un ámbito más realista, ¿tienen ustedes una meta conservadora para el 2016?

Nuestra meta es la responsabilidad con el país, y el país requiere que esta agenda completa sea aprobada este año y nuestro objetivo es obtenerlo.

- Aprobar entonces la agenda completa, con proyectos de IVA y Renta incluídos

Sí señora, la meta es tener todos aprobados en el 2016

- ¿Y lo ve realmente posible?

Es la meta responsable. Yo creo que el papel nuestro es ser responsables y eso es lo que tenemos que hacer.

- Para eso se necesita negociar, ¿cómo está la relación de diálogo entre el Ejcutivo y el Legislativo?

El gobierno siempre ha insistido en que se tienen que discutir en paralelo todo el proyectos, no se debe discutir primero una cosa y luego otra porque no hay una más importante que la otra. Los procesos de diálogo arrancan, pasamos de un periodo de negativa, con bloqueos legislativos muy claramente ejercidos.

Lo importante aquí es que la dinámica legislativa cambia a partir del 1 de mayo y tenemos ahora este grupo mayoritario que abre una oportunidad para entrar a discutir.

Ellos dicen: nosotros queremos mayoritaramente discutir los proyectos de gastos, y el gobierno les dice está bien, estamos de acuerdo con proyecto de pensiones y fraude. "Hacienda ha estimado que solo el proyecto de fraude generaría cerca de ¢8.000 millones mensuales más.

- ¿Se siente entonces cómodo el Ejecutivo con este cambio de directorio legislativo?

Nos sentimos cómodos con las nuevas circunstancias, el nuevo presidente ha abierto las puertas y creo que hay un ambiente especial para llevar adelante estos proyectos.

- ¿Qué falló entonces en los primeros años donde la discusión no dio mayores frutos en lo fiscal?

Yo creo que hay cosas a las que le llega su hora, durante el año pasado, todo el 2015 y principios de 2016 don Helio (ministro de Hacienda) y su equipo se dedicó a traer equipos internacionales y juntarlos con diputados para explicarles la situación económica del país para que no se vea que es una construcción del gobierno para justificar los impuestos sino que hay una validación de terceras partes.

"Este proceso de convencimiento toma su tiempo y en este momento no hay un solo diputado que diga que el etma fiscal no es una prioridad nacional"

- ¿Esa conciencia la atribuyen utedes a ese proceso?

Sí, sin ninguna duda, ha sido de convencimiento, de interacción, de intercambio de opiniones.

¿Podría considerarse que ese es un proceso silencioso?. Algunos diputados han dicho que nunca han visto al ministro de la presidencia por el congreso, conversando , dialogando.

Pero discúlpeme, el ministro de Hacienda es el que ha estado liderando el proceso de discusión fiscal del país, si eso es una ayuda de poco nivel yo no se que esperan los señores diputados .

“Yo no se si abrá que pararse con un megáfono en el bulevar de la Asamblea a divulgar el mensaje, lo cierto es que el ministro de Hacienda ha tenido incalculables reuniones con múltiples actores de la sociedad divulgando este proceso”.

Aquí no es un tema de discusión, es un tema de bloqueo legislativo.

- Sabiendo justamente que hay mecanismos ya dibujados para bloquear los proyectos, ¿cómo hacer entonces desde el ejecutivo para que esos mecanismos se diluyan y los proyectos se discutan más rápido?

El reglamento legislativo esta hecho para bloquear, esa es una cosa que todo el que ha tenido algún tipo de interaccion de mediano plazo con la asamblea legislativa lo sabe. Hay también herramientas que se han diseñado para evitar ese bloqueo que son las conocidas vías rapidas, el 208 bis... Pero no hay mejor reglamento que un acuerdo político

- ¿Y hay acuerdo?

En este momento no lo hay, pero su pregunta es cuáles herramientas tenemos, y ahí podemos usar las vías rápidas... pero para todo se requiere voluntad política. Y ante el entrabamieno de algunos diputados solo queda hacer uso de esos procesos especiales.

- ¿No es tarea de ustedes ayudar a desentrabar esos procesos?

Es tarea de los diputados, el gobierno en esto se vuelve un amigable impulsador, y en eso estamos trabajando y no hemos dejado de hacerlo